¿Cómo detener la diarrea de manera saludable y por medio de una buena alimentación?

La diarrea es una condición anormal del cuerpo que ocurre cuando una persona experimenta un incremento en las deposiciones, tomando en cuenta su ritmo intestinal normal. Esto se traduce en una mayor frecuencia de deposiciones, incluso una mayor cantidad o modificación de la textura de las mismas, que puede ser pastosa o incluso líquida.

Esta es la forma que tiene el cuerpo de decirnos que algo anda mal, lo que quiere decir que es un mecanismo de defensa ante amenazas, por lo cual el cuerpo expulsa por vía anal este agente extraño. Sin embargo, puede resultar molesto, incómodo e incluso doloroso, es por ello que cuando ocurre buscamos la mejor manera de detenerla y mejorar.

¿Es posible detener la diarrea con una dieta saludable?

De hecho, la clave para detenerla y reducir sus efectos es una buena alimentación que evite la deshidratación y el agravamiento del proceso. Una persona que experimenta diarrea debe cambiar inmediatamente su alimentación, tomando en consideración algunas medidas importantes como:

  • Evitar los alimentos cargados de fibra dietética.
  • Evitar los alimentos que producen gases.
  • Bajar el consumo de sal y especies, así como los azucarados que irritan el intestino y estómago.
  • Eliminar alimentos grasos que son difíciles de digerir.
  • Mantenerse hidratado en todo momento.

Dietas específicas para detener la diarrea de manera saludable

 

Existen dos tipos de dietas básicas que debes seguir cuando tengas diarrea. Una de ellas es la dieta líquida y la otra, la dieta astringente. Ambas en ese mismo orden mejorarán y ayudarán a eliminar este problema.

Dieta líquida

El suero oral, el agua o la limonada alcalina serán tus principales aliadas los primeros días, sobre todo si la diarrea va a acompañada de vómitos. Intenta con pequeños sorbos o cucharadas. Si no es posible, se puede recurrir a otras vías de hidratación intravenosa bajo la supervisión de un médico.

Dieta astringente

El siguiente paso es una dieta astringente para combatir definitivamente la diarrea y puedes comenzar cuando ya seas capaz de tolerar bien los líquidos. Comienza con tazas de té y caldos grasos. Luego comienza a consumir poco a poco purés vegetales, papillas y galletas de maicena.

Una vez te restablezcas podrás introducir los alimentos ricos en fibra, pero muy poco a poco, sin prisa. Y una vez te sientas mejor, las frutas, ensaladas y alimentos sanos a los que estás acostumbrado. Es importante que, si no sientes mejoría, acudas a un médico lo más pronto posible.