Gota: descubre sus síntomas y cómo prevenirla

La gota es un tipo de artritis que causa un dolor agudo en las articulaciones por el incremento del ácido úrico en el torrente sanguíneo. Es una enfermedad genética o hereditaria y afecta en su mayoría a hombres mayores de 40 años.

El distintivo clínico característico es la monoartritis en los pulgares, un dolor agudo que va a ir evolucionando a otros dedos hasta otras articulaciones como rodillas y tobillos. Para estar prevenido ante esta enfermedad es importante conocer sus síntomas y las causas que motivan su aparición.

Causas de este padecimiento

Si bien esta enfermedad se transmite de forma hereditaria, existen otros motivos que también pueden propiciar su aparición.

·        Cuidado con lo que comes

La dieta juega un rol importante para mantener a raya esta enfermedad. Está asociada con otras enfermedades como la obesidad, debido a que ambas suelen estar precedidas por un exceso en el consumo de alimentos ricos en purinas, un compuesto que al ser procesado por el organismo se transforma en ácido úrico.

·        Evita lo excesos y sé precavido con lo que tomas

Las bebidas alcohólicas como el whisky, la cerveza y el ron también tienen grandes cantidades de purina. Lo mismo sucede con los jugos de fruta y refrescos procesados industrialmente. La concentración de este compuesto es una fuente potencial de ácido úrico.

·        Puede surgir de otras enfermedades

Este es un padecimiento que no distingue de sexo, ya que también puede afectar a las mujeres, especialmente durante la menopausia por el desorden hormonal. Asimismo puede surgir en pacientes con presión alta, a quienes se recomienda tener cuidado con las medicaciones a largo plazo porque puede motivar la aparición de esta enfermedad. La gota también puede derivar de enfermedades como diabetes y anemia debido a los desórdenes a los que estos padecimientos someten al organismo.

Síntomas de la gota

La aparición de los síntomas de esta enfermedad tiende a ser repentina, así que si empiezas a sentirlos de un momento a otro deberás dirigirte al médico lo más pronto posible. Estos son los signos más notables:

  • Dolor agudo y progresivo en las articulaciones.
  • Enrojecimiento y aumento de temperatura en las zonas afectadas.
  • Intolerancia a las bajas temperaturas.

Un síntoma común de la gota es el que se conoce como “alergia al frio”, un bajón en la temperatura del ambiente que complicará los síntomas. Su aparición es aleatoria y aparece con mayor frecuencia durante la noche.

¿Cómo puedo prevenir la aparición de la gota?

La clave está en tener un estilo de vida saludable. Y es que si bien esta enfermedad puede tener un origen congénito, llevar una alimentación sana resulta ser de gran ayuda. Con una dieta equilibrada podrás evitar esta enfermedad y lidiar con ella de una forma más fácil. ¿Cómo puedes hacerlo? Estos consejos te ayudarán.

  • Evita comer dulces ricos en azúcar y otros químicos procesados. Dale espacio en tu dieta a las frutas y verduras.
  • Mantente constantemente hidratado, evitando los excesos con bebidas alcohólicas o procesadas. La recomendación general es mantener una ingesta diaria de 2 litros de agua, lo equivalente a unos 8 vasos.
  • Evita excesos de alimentos ricos en grasas, carnes provenientes de órganos animales y lácteos como el queso porque incrementan los niveles de ácido úrico.

No se trata de que elimines completamente estos alimentos de tu dieta, pero sí de que los reduzcas al mínimo para tener un estilo de vida más sano. Los alimentos que promueven el surgimiento de ácido úrico, por recomendación médica, se pueden consumir entre dos o tres días por semana y siempre en compañía de actividad física para optimizar los procesos metabólicos del cuerpo.