Depilación láser: sus características, beneficios y desventajas

La depilación láser es un tratamiento estético para eliminar vello de diferentes zonas del cuerpo, de forma permanente o durante un largo tiempo.

Este procedimiento se hace a través de máquinas o equipos que utilizan tecnología láser sobre el bulbo piloso.

En qué consiste la depilación láser

Para eliminar el vello no deseado a través de la depilación láser, se utilizan equipos con tecnología láser; estos emiten un rayo de luz que se transforma en calor, el cual ataca el tallo y raíz del vello. De esta forma, debilita el cabello y causa un adelgazamiento, frenando su crecimiento por un largo período de tiempo.

Aunque se necesiten varias sesiones para lograr el objetivo, los resultados varían según la edad, el tipo de piel, el tipo de cabello y la estructura hormonal de cada persona.

Ventajas

Este tipo de depilación tiene varias ventajas:

  • Evita la frecuencia de depilación con otros métodos como la cuchilla o la cera.
  • Elimina hasta el 80% del pelo oscuro del cuerpo.
  • Resultados duraderos. Más aún si se hacen sesiones de mantenimiento una o dos veces al año.
  • Puede ser utilizado con seguridad en la cara y el cuerpo.
  • No causa un dolor particular.

Contraindicaciones y riesgos

Aunque las contraindicaciones, riesgos o desventajas de esta técnica no son muchas, sí se deben tener claras al momento de elegirla:

  • Evitar la exposición al sol, por lo menos durante mes y medio después de realizado el procedimiento, para evitar manchas en la piel.
  • No se recomienda a quienes tienen poco contraste entre el pelo y la tez (pelo claro sobre piel clara; pelo medio oscuro sobre piel oscura, etc.).
  • Las pieles con muchos lunares deben tener cuidado.
  • No debe realizarse en pieles irritadas o enrojecidas, o con heridas o abrasiones.
  • No es recomendable cuando hay acné. O mientras se esté tomando un tratamiento antiacné como la isotretinoína. Se podría causar manchas en las zonas tratadas.

Para las mujeres en estado de gestación no hay una advertencia particular. Pero los vellos durante este período tienden a crecer de manera mucho más lenta; por esta razón sería innecesario.

Antes de someterse a un procedimiento de depilación láser, siempre es recomendable asesorarse con su esteticista o médico especializado; de esta forma puede aclarar dudas y obtener mejores resultados.

También te puede interesar leer: 8 errores que debes evitar cometer con tu higiene íntima