Demencia Senil: Tipos y Recomendaciones

Demencia

La demencia, es el deterioro crónico y degenerativo de las capacidades mentales, y  puede afectar la vida cotidiana de personas de todas las edades. Sin embargo, la demencia senil sólo afecta a las personas mayores, originándoles una serie de problemas como dificultad para concentrarse, para hablar y para emitir juicios, pérdida de memoria, alteraciones en su comportamiento y estados de ánimo.

En el peor de los casos, incluso podrían llegar a experimentar delirios y alucinaciones, caer en cuadros de depresión severos y volverse incapaces de realizar hasta las tareas más sencillas, como ducharse o vestirse.

Tipos de demencia senil

Las causas de la demencia senil pueden ser muchas, incluidas las lesiones cerebrales como golpes fuertes y tumores, el consumo excesivo de alcohol, los cambios de los niveles de azúcar o enfermedades como SIDA, Parkinson y, la más común, Alzheimer. Es por eso que podemos organizar la demencia senil en diferentes tipos:

Enfermedad del Alzheimer

Esta enfermedad suele afectar a personas mayores de 60 años,  quienes olvidan hasta las cosas más básicas, les cuesta aprender cosas nuevas y retener información por su falta de memoria.

Demencia Vascular

Esta ocurre luego de haber sufrido un episodio de ACV o accidente cerebro vascular, ya que las neuronas se ven afectadas por las fallas de circulación de la sangre.

Demencia de cuerpo de Lewy (DCL)

A la acumulación anormal de las proteínas del cuerpo se les llama cuerpos de Lewy. Estos ocasionan una enfermedad neurodegenerativa muy similar al Alzheimer con síntomas de otras enfermedades como Parkinson.

Enfermedad de Pick

Las sustancias anormales presentes en las neuronas, mejor conocidas como células de pick, causa una demencia frontotemporal. Este es el menos común de los tipos de demencia.

Recomendaciones para tratar a los adultos mayores con demencia senil

La demencia senil afecta a 1 de cada 4 ancianos, y aunque es relativamente común, pocas personas saben cómo manejar a las personas que la padecen.  Es por eso que te presentamos una serie de consejos para tratar esta enfermedad.

  • Si los síntomas son leves, tú mismo puedes encargarte. Pero si la demencia es más avanzada, te recomendamos contratar un cuidador profesional, para que lo atienda diariamente y a todo momento.
  • Ayuda al paciente a tener una dieta balanceada y un poco de ejercicio físico, ya que esto oxigenará el cerebro y algunos síntomas podrían disminuir. También debes estar pendiente de su higiene personal y de que tome sus medicamentos, ambas cosas es muy probable que las olvide.
  • La distracción es importante, así que un simple juego de cartas o un paseo corto por el parque pueden ayudarlos a mejorar su estado de ánimo.
  • No ignores al paciente y préstale mucha atención. Ellos muy pocas veces entienden lo que sucede y sienten frustración, por lo que tú deberás tener mucha paciencia y tratarlo con amor, evitando las discusiones innecesarias que puedan ocasionarle depresión.

La demencia senil es una de las enfermedades más comunes durante la vejes, una enfermedad que representa muchos desafíos tanto para quien la padece como para sus familiares. Por lo que, conocer recomendaciones como estas puede ser de gran ayuda sobrellevarla.