¿Fanática del feng shui? 6 recomendaciones que debes aplicar en tu sala

Si te cuentas entre las personas que adoran la decoración con feng shui, ya sabes que desde la elección de los elementos decorativos hasta la colocación de las plantas son claves que debes tomar en cuenta para generar el clima de paz, sociabilidad y buena fortuna que buscas.

Con estos 6 pequeños arreglos de diseño puedes convertir una sala sosa y sin vida en el espacio agradable que siempre has querido. Sigue estas pautas para tener un hogar próspero y alegre.

¿Sala de trabajo o descanso?

Entender qué utilidad le darás a la sala de estar es el punto de partida para iniciar la decoración con feng shui. Así que no te apresures a comprar muebles sin antes tener claro qué uso le darás a este espacio, ya sea para ocio, descanso, reunión en familia, encuentro con amigos u oficina.

Ten en cuenta que para generar un buen feng shui es importante que la corriente de energía fluya entre los muebles, es decir, que sean accesibles y no haya dificultades en el paso.

Enemigos del feng shui

La iluminación inadecuada, el polvo y el aire estancado son los peores enemigos de una sala. Para que haya buen feng shui debe circular el aire y recibir la energía del sol.

Si las ventanas son pequeñas, coloca espejos para crear más iluminación natural. Ubica lámparas en el techo, una lámpara de pie y varias en las mesas para dar diversidad e iluminación en distintos niveles. Esto alegra y energiza los espacios.

Colores y brújula

Para escoger los tonos de tu sala, los principios del feng shui deco establecen que debes ayudarte con una brújula para seleccionar los colores de muebles, paredes y elementos decorativos. La idea es que incluyas los cinco elementos o te orientes con el método del mapa Bagua.

Las tonalidades amarillas, rojas, rojo-naranjas, rosas y púrpuras son ideales si tu sala está orientada hacia el sur. Usa estos tonos como acento o destaque, no para vestir toda la sala. Asimismo, usa neutros como beige, blanco o cremas en las paredes y da calor con la iluminación y obras de arte.

Mezcla materiales y formas

En este tipo de decoración además de los colores, son muy importantes las formas. Si tu sala está orientada mirando hacia el norte, usa formas con ondas en los objetos decorativos para que la energía fluya como las ondas del agua.

En este caso, suma piezas de metal, vidrio, brillantes o espejos. Evita los muebles pesados de madera y otros accesorios hechos con este tipo de material así como loza o porcelana.

Selecciona artículos claves

Escoge objetos que sean anclas en tu decoración de la sala, es decir, que tengan sentido para ti y que concentren la energía con un aura de felicidad.

Si cuando ves algún artículo decorativo éste te trae recuerdos tristes o nostálgicos, no los incluyas. La idea es que te saquen una sonrisa desde tu interior, un sentimiento de logro, satisfacción o incluso curiosidad y ganas de aventurarte. Esta es la energía que necesitas.

Amplía la sala automáticamente

El uso de espejos le dará una amplitud formidable a tu sala de estar, sobre todo si es pequeña. Fíjate en que el espejo no refleje demasiado espacio, ya que duplicará la energía.

Selecciona y coloca en la pared aquellos que te permitan ver la cabeza, hombros y el pecho y si es necesario, escoge uno más grande. Los ovalados son los preferidos por los fanáticos del feng shui.