Bienestar

«Déjà vu»: cuando sientes que estás reviviendo el mismo evento dos veces

Es extraño, ¿no? Esa sensación de haber estado antes en un lugar, pero sabiendo perfectamente que es tu primera visita. La sensación de déjà-vu es prácticamente familiar para todos nosotros, pero ¿qué es exactamente?

Muchos de nosotros hemos tenido un déjà vu antes, pero ninguno parece saber por qué. Incluso alguien con los pies firmemente plantados en el reino de la lógica y la ciencia no puede evitar sentirse un poco esotérico cuando se produce un déjà vu, como una sacudida de nostalgia caprichosa desde las profundidades del éter. El deja vu ha fascinado a los investigadores y a los profanos durante siglos, y la experiencia está relativamente extendida. Según varias encuestas, casi dos tercios de las personas han experimentado esta sensación de flashback.

Sin embargo, a pesar de la prevalencia de los déjà vu, se ha demostrado que es un fenómeno difícil de precisar. No se puede tumbar a alguien en un escáner de resonancia magnética y esperar a que se produzca un episodio, porque podría estar allí durante semanas.

Aunque no se ha encontrado una respuesta definitiva, hay una variedad de teorías que se mueven entre los campos de la psicología y la neurociencia. Aquí explicaremos algunas de las teorías más convincentes.

Lo que sabemos sobre el déjà vu

Aunque se considera de mala educación alertar prematuramente a los lectores sobre las conclusiones de un artículo, todavía no sabemos por qué o cómo se produce el deja vu. ¿Qué sabemos de la experiencia?

  • Edad: El Deja Vu parece ocurrir con más frecuencia en los jóvenes, y se vuelve menos frecuente con la edad.
  • Género: Los hombres y las mujeres parecen experimentarlo con la misma frecuencia.
  • Social: Según algunos estudios, el déjà vu es más común en personas de grupos socioeconómicos más altos y en personas con más educación.
  • Viajes: Las personas que viajan con más frecuencia son más propensas a experimentar déjà vu. Un estudio realizado en 1967 reveló que sólo el 11% de las personas que no habían viajado nunca habían experimentado un déjà vu, frente al 41% de los que hacían de uno a cuatro viajes al año y el 44% de los que viajaban cinco o más veces al año.
  • Estrés: Otros estudios han demostrado que los déjà vu son más frecuentes cuando estamos especialmente cansados, estresados o ambas cosas. Por ejemplo, hay muchos informes de tropas que experimentan un deja vu cuando se acercan a la batalla.
  • Drogas: Ciertos fármacos pueden aumentar la probabilidad de un deja vu. Un estudio de caso publicado en 2001 relata la experiencia de un hombre de 39 años, mentalmente sano, que experimentó déjà vu recurrentes cuando tomó amantadina y fenilpropanolamina juntas para tratar la gripe.

¿Dónde se produce el déjà vu en el cerebro?

Tal vez sea sorprendente que el déjà vu no parezca estar relacionado con ningún trastorno mental en particular. La única enfermedad que se asocia de forma fiable con esta experiencia es la epilepsia del lóbulo temporal (TLE).

El lóbulo temporal parece ser importante en los déjà vu. En esta forma particular de epilepsia, al igual que en otros tipos, suele haber un «aura» antes de un ataque. En algunas personas con epilepsia, el aura implica regularmente un déjà vu. Los lóbulos temporales, implicados en la memoria visual y el procesamiento sensorial, parecen ser los principales sospechosos de los déjà vu.

Un estudio de 2012 refinó la investigación un poco más. Descubrieron que la estimulación de las cortezas entorrinales (CE) puede producir experiencias parecidas a los déjà vu. Los CE, situados en el lóbulo temporal medial, desempeñan un papel en la memoria espacial y la consolidación de la memoria.

4 teorías para explicar el déjà vu

La zona del cerebro asociada a los déjà vu puede estar atascada, pero ¿qué la provoca? En general, las teorías del déjà vu se dividen en cuatro categorías:

  • el doble tratamiento
  • neurológico
  • memoria
  • atención plena

Ninguna de las siguientes teorías tiene todas las respuestas, pero cada una de ellas ofrece una oportunidad única para deleitarse con la experiencia delgada pero notablemente robusta que llamamos conciencia.

Doble tratamiento

En resumen, las teorías del doble tratamiento sugieren que dos procesos cognitivos que normalmente funcionan en paralelo están, por un momento, desacoplados. Esta categoría de explicaciones puede dividirse en cuatro tipos, en función de los procesos que se cree que se han desacoplado. Cabe señalar que estas son algunas de las primeras teorías sobre el déjà vu, y ninguna de ellas está respaldada por pruebas empíricas. Sin embargo, dan que pensar:

  1. Familiaridad y recuerdo:

Esta teoría sostiene que la familiaridad y la recuperación son dos funciones cognitivas que normalmente trabajan de forma conjunta. Si, por alguna razón, la familiaridad se activara por error, tendríamos la impresión infundada de haber estado ya en algún lugar.

  1. Codificación y recuperación

Esta explicación va acompañada de una metáfora práctica: una grabadora. Normalmente, el cabezal de grabación (codificación) de un magnetófono y los cabezales de reproducción (recuperación) funcionan por separado. O depositamos la memoria o la recuperamos. La teoría es que a veces las dos cabezas pueden trabajar juntas accidentalmente. Esto significa que generamos una falsa sensación de familiaridad con la secuencia de eventos que se está reproduciendo al mismo tiempo. Aunque la metáfora es agradable, los científicos no están convencidos. La formación y la recuperación de la memoria no funcionan así.

  1. Percepción y memoria

Esta teoría afirma que cuando percibimos los acontecimientos, los recuerdos se forman al mismo tiempo. Normalmente nos concentramos en percibir los acontecimientos, pero si estamos cansados o distraídos, la formación de un recuerdo puede ocurrir exactamente al mismo tiempo que percibimos nuestro entorno. De este modo, nuestra percepción del «ahora» aparecería como un recuerdo.

  1. La doble conciencia

Concebida por primera vez en la década de 1880 por Hughlings-Jackson, postula que tenemos dos corrientes paralelas de conciencia: una que controla el mundo exterior y otra nuestros ensueños interiores. Si la conciencia primaria, más sensible y orientada hacia el exterior, disminuye debido a la fatiga, la conciencia más primitiva tomaría el relevo y confundiría accidentalmente las nuevas experiencias con las antiguas internas.

Aunque cada una de ellas invita a la reflexión, ninguna de ellas está a la altura de las teorías científicas modernas.

Explicaciones neurológicas

Las explicaciones neurológicas de los déjà vu se dividen generalmente en » crisis» y «transmisión neuronal retardada».

  1. Crisis

Como se ha mencionado anteriormente, las personas con epilepsia suelen experimentar un déjà vu en el aura antes de un ataque. La lógica dicta que si este es el caso, entonces el déjà vu es un tipo menor de convulsión. Sin embargo, los datos no lo corroboran. Los deja vu no son más comunes en las personas con epilepsia en general, y las personas que tienen deja vu con más regularidad no son más propensas a sufrir convulsiones.

Además, aunque la relación entre el déjà vu y la epilepsia está bien establecida, la mayoría de las personas con este trastorno no experimentan el déjà vu como parte de su aura.

  1. Retraso en la transmisión neuronal

Hay varias versiones de esta teoría. Una versión describe el déjà vu como una información que viaja desde el ojo a través de una serie de vías hasta los centros superiores. Si la información de dos vías llega en momentos diferentes, por la razón que sea, el cerebro puede percibir el segundo mensaje como información antigua.

Explicaciones de la memoria

Esta sección de las teorías se centra en cómo se almacenan, retienen y recuperan los recuerdos. Una explicación basada en la memoria tiene cierta base experimental. Un estudio de 2012 en el que se utilizó la realidad virtual proporcionó una visión intrigante. Los investigadores descubrieron que si a los participantes se les mostraba una escena muy parecida a otra que se les había mostrado antes pero que no recordaban, a veces surgía una sensación de déjà vu.

En otras palabras, si no recordamos una escena cuando vemos una nueva escena similar, la escena experimentada anteriormente almacenada en nuestro banco de memoria sigue teniendo cierta influencia. Quizás una sensación de familiaridad.

  • La disfunción de la memoria para explicar el Deja Vu

Otra teoría avanzada de la memoria trastorna nuestra noción de familiaridad. Tal vez hayamos pensado en la «familiaridad» de forma incorrecta. Por ejemplo, si viéramos al cartero en la puerta de nuestra casa, una escena muy familiar, no nos produciría una sensación de familiaridad. Por otro lado, si viéramos a nuestro cartero de forma inesperada, por ejemplo si estuviéramos de vacaciones fuera de la ciudad, nos evocaría una sensación de familiaridad.

Nuestro supuesto sentido de la familiaridad no ataca cuando vemos cosas conocidas. Si lo hiciera, tendríamos una sensación de familiaridad casi constante. Más bien, esta sensación de familiaridad se produce cuando vemos algo familiar de forma inesperada.

Cuando vemos algo familiar, nuestro cerebro lo procesa más rápido y requiere menos esfuerzo. Si viéramos algo muy familiar (pero no lo reconociéramos en ese momento) en un entorno desconocido, el elemento familiar se procesaría rápidamente (aunque no nos diéramos cuenta), haciendo que toda la escena nos resultara familiar.

Explicaciones sobre la atención

La cuarta parte de las explicaciones del deja vu es la atención. Estas teorías se basan en el hecho de que una escena es observada brevemente sin atención plena. Luego, poco después, se vuelve a percibir la misma escena, pero esta vez con una percepción completa. La segunda percepción coincide con la primera y se supone accidentalmente que es más antigua de lo que realmente es, desencadenando una sensación de déjà vu.

Más para aprender

Por muy intrigantes que sean estas teorías, ninguna de ellas ha sido probada y, de hecho, todas ellas pueden tener algo de verdad, si es que la tienen. Suponemos que el déjà vu es un tipo único de experiencia, pero podría generarse de formas sutilmente diferentes, ya sea entre individuos o dentro del mismo individuo en diferentes momentos. Aunque los lóbulos temporales parecen estar implicados, en realidad no hemos avanzado en la comprensión de las razones de este fenómeno omnipresente y preocupante. Así que, la próxima vez que tenga una sensación de déjà vu, asegúrese de deleitarse con uno de los misterios inexplicables más fascinantes de la biología humana.

También puede interesarle leer: La Serotonina: 3 formas naturales de aumentar este neurotransmisor

Elena Ramos

Locutor - Redactor fashion Colombia Asistente de la estructura profesional de los servicios informativos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.