El Dátil : un Endulzante Saludable y Natural

dátiles

Los dátiles son frutas que se obtienen de una planta llamada palmera datilera. Muchas personas alrededor del mundo los consumen, sin saber que el 70% de este fruto es azúcar. Sin embargo, no tienes por qué preocuparte, ya que el azúcar que contiene se parece más a un edulcorante que otra cosa.

El dátil es muy nutritivo, casi no posee calorías, tiene menos glucosa que muchas otras frutas, es rico en fósforo, hierro, cobre, potasio y carbohidratos,  alto en vitaminas A, B y C, además de tiene otros minerales y proteínas como lo son el manganeso, magnesio, calcio, sodio y el zinc.

Sabemos que al leer esto debes estar pensando que los dátiles son mejor que cualquier otro multivitamínico, y que quieres saber la mejor forma de involucrarlos a tu dieta diaria, por eso te invitamos a seguir leyendo.

¿Cómo aprovechar el azúcar de los dátiles?

Para endulzar tus comidas y reemplazar el uso de azúcar blanca, morena o cualquier marca de edulcorante, puedes utilizar los dátiles en forma de azúcar, de jarabe o simplemente enteros.

Azúcar de dátiles

Puedes comprar azúcar de dátiles en tiendas naturistas o de productos gourmet, pero también puedes hacerla tú mismo. Deshuesa y corta los frutos, luego colócalos en un molinillo y procésalos hasta que consigas un granulado similar el del azúcar normal. Si no tienes un molinillo, puedes usar un procesador de alimentos o tu licuadora. El azúcar de dátiles es perfecta para preparar bizcochos, galletas y otros postres saludables sin cambiar su delicioso sabor.

Jarabe de dátiles

El jarabe de dátiles es ideal para preparar batidos, aderezos de ensaladas, siropes de helado, panqueques, waffles y cualquier otro tipo de recetas dulces, ya que su consistencia es similar a la miel o el jarabe de arce, pero es mucho más rico, sano y bajo en calorías. Para hacerlo, sólo necesitas hervir a fuego lento 10 dátiles en una taza de agua por aproximadamente 20 minutos o hasta que finalmente espese a punto de caramelo. Si deseas, puedes agregar un poco de esencia de vainilla o canela en polvo para darle más sabor.

Dátiles enteros

Si quieres darle un toque dulce a tus comidas, bien sean postres o platillos salados, sólo debes agregar trozos de dátiles o el dátil entero a tus recetas favoritas. Por ejemplo, si estás preparando un jugo de frutas, no es necesario endulzar con jarabe de dátiles: puedes simplemente agregar uno o dos dátiles sin hueso a la licuadora y mezclar muy bien. También puedes picar en pedazos estos frutos, agregar trozos de almendras o nueces y mezclarlos con mantequilla de maní para preparar una cobertura de pastel súper nutritiva y deliciosa, o usarlo como un ingrediente más de tus ensaladas sin tener que hacer un aderezo a base del mismo.

Las opciones que proporciona el dátil como endulzante natural son muchas. Lo mejor es que podrás de su deliciosa dulzura sin remordimientos.