La cúrcuma es un poderoso antioxidante, pero también ayuda a perder peso. Numerosos estudios científicos, realizados en todo el mundo, desde la Universidad de Corea hasta la Universidad de Texas, han puesto de relieve cómo la cúrcuma contiene ingredientes activos muy útiles para combatir el exceso de peso.

Su eficacia viene dada por el hecho de que interviene en los procesos metabólicos (incluso los más ocultos) que están en la base del sobrepeso. La cúrcuma actúa directamente donde se forma la grasa, a nivel de las células grasas. Esta especia se considera un verdadero «alimento funcional»: esto significa que mejora el funcionamiento de todo el cuerpo y añade a su acción quemadora de grasa efectos purificadores, antienvejecimiento y rejuvenecedores.

Con la cúrcuma puedes adelgazar la cintura, las caderas y los muslos

La cúrcuma es un aliado fácil y seguro para adelgazar: puede utilizarse de mil maneras, incluso en la mesa, o como un suplemento concentrado. Además, le permite intervenir en los mismos mecanismos que le llevaron a ganar peso, por lo que los kilos eliminados nunca volverán. ¿Pero cómo lo hace? La cúrcuma aumenta la producción de ciertas sustancias que «vacían» las células grasas de las grasas que contienen. Estas grasas pueden luego «quemarse» para producir energía y finalmente ser eliminadas; una acción de «demolición» del tejido adiposo que permitirá observar la pérdida de peso en la balanza y con una reducción de la cintura, caderas y muslos.

La cúrcuma drena los líquidos

La cúrcuma puede reducir el impacto glucémico de los carbohidratos, contrarrestando la formación de nuevas grasas, especialmente en la zona de la cintura. Así, esta especia pone fuera de juego el más peligroso de los mecanismos de engorde, reduciendo el índice glucémico de lo que se come. Pero la cúrcuma hace más: evita la hinchazón, que es el resultado de los procesos de fermentación en el primer tracto del intestino, y al mismo tiempo mejora la circulación sanguínea y linfática. Por lo tanto, favorece el drenaje y la eliminación de líquidos.

400 mg al día para perder peso

Para tener un efecto sobre la pérdida de peso, utilice el extracto seco de cúrcuma, en el que se garantiza la concentración de curcumina, el ingrediente activo de la especia. Elija un suplemento que muestre la concentración de curcumina y elija uno que contenga un extracto estandarizado de 95% de curcumina. Puedes tomar una cápsula de 400 mg dos veces al día, preferiblemente durante el almuerzo y la cena. Puedes seguir tomando este suplemento durante un mes. La cúrcuma no debe tomarse si se tienen problemas de las vías biliares, úlcera y como medida de precaución no se recomienda durante el embarazo y la lactancia.

También puede interesarle leer: Juventud de la piel y arrugas: Las mejores fuentes de colágeno