Curar la tendinitis con una cataplasma de arcilla ¿cómo es posible?

La tendinitis es la inflamación de un tendón o su vaina. Los tendones son una especie de cuerda hecha de fibras de colágeno que conectan los músculos con los huesos. Para aliviar y curar la tendinitis, hay varios remedios naturales. Por ejemplo, hay una cataplasma de arcilla a la que se añaden suplementos.

La presentación de la tendinitis

La tendinitis también se conoce como tendinopatía. La tendinitis causa inflamación en los tendones del hombro, mano, muñeca, codo, rodilla y tobillo. El primer síntoma de la tendinitis es el dolor cuando se moviliza la articulación afectada. Este dolor se instala gradualmente y se produce incluso cuando los tendones están en reposo. Además del dolor, la tendinitis se acompaña de una hinchazón de la zona dolorosa.

Hay muchas causas de la tendinopatía. La práctica de un deporte con falta de calentamiento y estiramiento puede ser la causa. Los microtraumatismos repetidos, es decir, los golpes y choques en los tendones, causan tendinitis. La tendinitis puede ser causada por una mala postura o por mantener la misma posición durante mucho tiempo. Lo mismo se aplica al ejercicio de una profesión que requiere la realización de movimientos repetitivos.

Por ejemplo, para los trabajadores de la línea. Algunas enfermedades causan tendinopatía. Se trata de reumatismos inflamatorios, por ejemplo. Los tratamientos farmacológicos como las fluoroquinolonas y los esteroides anabólicos causan inflamación.

Cataplasma de arcilla para curar la tendinitis

La solución natural que ha demostrado ser efectiva para aliviar el dolor debido a la tendinopatía es la cataplasma de arcilla. De hecho, la arcilla es rica en minerales y oligoelementos. Esto le da propiedades virtuosas:

  • Antiinflamatorio
  • Descongestionantes
  • Remineralizando
  • Antalgic
  • Curación

Gracias a estas propiedades, la cataplasma de arcilla puede ser adoptada para aliviar el dolor de la tendinitis.

Para utilizar este método natural, se debe obtener una pasta de arcilla verde. Se vende en las farmacias. De lo contrario, es posible usar polvo de arcilla verde que simplemente se mezcla con agua caliente. La pasta obtenida debe ser homogénea.

Se debe aplicar una capa gruesa de arcilla verde en la zona afectada por la tendinopatía. Debes cubrir el conjunto con film transparente o una tira sin apretarlo demasiado. Esta cataplasma de arcilla debe aplicarse una vez al día durante al menos 2 horas durante 5 días seguidos. Si después de estos días de tratamiento la inflamación persiste o se repite con frecuencia, se recomienda consultar a un médico.

Soluciones complementarias al cataplasma de arcilla contra la tendinitis

La cataplasma de arcilla por sí sola no es suficiente para curar la tendinitis. Las soluciones complementarias deben ser asociadas a esta cataplasma. Sobre todo, se trata de adoptar un estilo de vida saludable y equilibrado.

  • Descanso
    Si usted es sujeto de una tendinopatía, debe favorecer muchos momentos de descanso. De lo contrario, con otros esfuerzos, los tendones pueden desgarrarse o romperse.
  • Nutrición
    Es aconsejable beber mucha agua para prevenir la tendinitis. Coma alimentos ricos en omega-3. Por ejemplo, el aceite de nuez o el aceite de colza.
  • Rehabilitación
    Hacer estiramientos y fortalecimiento de los músculos para curar la tendinitis. Esto se hace bajo supervisión profesional.

También le puede interesar leer: ¿Tienes hormigueo en las manos?: Ten cuidado