¡Cuidado con la depresión de invierno!

La depresión invernal existe, así es como se combate.

¿Alguna vez se ha levantado por la mañana, ha mirado por la ventana, ha visto el mal tiempo durante varios días consecutivos y se ha sentido deprimido? El invierno es la estación por excelencia con los días más cortos en los que prevalecen la oscuridad y el frío. Esto nos lleva a quedarnos en casa, cuando no es estrictamente necesario salir, esta condición es la causa más común de un estado de ánimo negativo llamado «depresión invernal». Averigüemos de qué se trata esto.

¿Qué es la depresión invernal?

Según algunos estudios científicos, las estaciones pueden afectar nuestros estados de ánimo. El trastorno afectivo estacional (TAE), también conocido como depresión invernal o depresión generalmente estacional, existe y generalmente se considera un trastorno del estado de ánimo.

Síntomas

Los síntomas del TAE pueden consistir en dificultades para levantarse por la mañana, tendencia a comer y dormir excesivamente. Otros síntomas pueden ser dificultad para concentrarse y realizar tareas, asocialidad, disminución del deseo sexual. Este también puede ser el caso en la temporada de verano, pero es más común en la temporada de invierno. La depresión invernal se caracteriza por la melancolía, la tristeza, la apatía, los pensamientos negativos, el descontento en general combinado con la irritabilidad y la ansiedad, a lo que a menudo se añade la fatiga física y mental con somnolencia excesiva y fatiga general.

Causas

Aunque no se conocen perfectamente las causas, que ocurren principalmente durante el período invernal, se ha asumido que la causa de la depresión invernal puede ser causada por la falta de serotonina, un mediador químico del cerebro, que afecta el estado de ánimo y la energía y cuyos niveles están regulados por la luz solar.

Remedios

Los remedios son básicamente de tipo alimenticio, de hecho, también se basa en lo que usted come que nuestro estado de ánimo puede variar. Como resultado, puede ser útil utilizar remedios naturales como:

  • Valeriana, conocida por sus propiedades calmantes y ansiolíticas.
  • Pasiflora, una planta medicinal utilizada por sus propiedades terapéuticas calmantes.
  • El espino, también ideal por su acción calmante.

Además, tener buenos hábitos también puede ayudar en esta condición. El ejercicio al aire libre, por ejemplo, es importante porque activa el sistema de serotonina en el cerebro, causando un aumento tanto en la producción como en la liberación.