Ser impaciente puede ser muy perjudicial cuando se realiza una dieta para bajar de peso. Tener como objetivo eliminar la grasa muy rápido no sólo te expone al efecto yo-yo, sino que también puede llevar a una alteración del cuerpo. Para mantener la motivación, y evitar la decepción, el estrés, la fatiga o la depresión causada con la restricción de alimentos, es mejor centrarse en la pérdida de peso gradual pero continua. Entre 0,5 y 1 kilo por semana.

En cualquier dieta que sea elegida, es recomendable perder entre 0,5 y 1 kilo como máximo por semana. Las dietas rápidas como «perder 3 kilos en 3 días» o las fórmulas milagrosas para deshacerse rápidamente de la grasa no están exentas de peligro para la salud. Pueden debilitar el cuerpo y acelerar la recuperación del peso. Sin dejar de lado las frustraciones causadas por la privación y el esfuerzo realizado. Por tal razón, es más importante lograr adoptar los buenos hábitos alimenticios impuestos por la dieta elegida. Y para poder aplicarlos diariamente. Para alcanzar el objetivo propuesto, no siempre es necesaria una dieta demasiado restrictiva.

De hecho, 1 kilo representa aproximadamente 3500 calorías, lo que supone un objetivo de 500 calorías adicionales a quemar por día. Una alimentación saludable mezclada con ejercicio físico puede ayudar eficazmente a quemar la grasa y preservar la masa muscular. Además, los resultados son visibles bastante rápido, ya que se pierde 1 kilogramo por semana, o 3 a 4 kilos por mes, y unos 12 kilos en 3 meses si se persevera.

¿Cómo seguir una dieta?

Para tener éxito en la pérdida de peso, el mayor desafío es mantenerla. Para esto, elige una dieta que sea adecuada para ti. Pide consejo a un profesional y elije un programa que se ajuste a su ritmo y estilo de vida. Si te gusta el aceite de oliva, las frutas y verduras de colores o el pescado, puedes optar por una dieta de estilo mediterráneo. Aquellos que pueden acomodar más restricciones pueden recurrir a programas como el ayuno intermitente. Cada dieta tiene sus beneficios y limitaciones. La clave es perseverar en su elección.

¿Cómo lograr bajar de peso?

Actividades físicas

El ejercicio físico es una parte integral de su dieta. La regla es simple, hay que limitar la ingesta de energía y aumentar el gasto. La forma ideal de mantener la dieta es saber cómo equilibrar las dos. En otras palabras, siga una dieta saludable y realice actividades de resistencia regulares como caminar, nadar, trotar, montar en bicicleta o correr en una cinta de correr. Recuerde incluir este ejercicio en su agenda. Puede comenzar gradualmente con 20 a 25 minutos de actividad, agregando 5 minutos a la semana hasta que su cuerpo se acostumbre al esfuerzo.

Planea tus comidas

Establecer un horario de comidas requiere tiempo para organizarse y adaptarse. Pero le ayudará a reducir la toma de decisiones, que a menudo es una fuente de dudas. Podrás establecer una rutina y una nueva zona de confort. Planifica tus comidas y será más fácil mantener tu dieta. Si es necesario, prepare ciertos productos básicos con antelación para ahorrar tiempo y reducir las ganas de picar.

Varía tu menú

Comer lo mismo todos los días puede cansarte rápidamente y empujarte a comer menos alimentos saludables. Por lo tanto, es aconsejable variar el placer para mantener el deseo de continuar con la dieta. Añade regularmente un toque de novedad a tus menús para mantener tus papilas gustativas entretenidas y motivadas.

Enfocarse en la autodisciplina

La autodisciplina es esencial para el éxito de su dieta. Revisa tus hábitos y trata de adoptar pequeñas reglas. Como no hacer nada más durante las comidas, por ejemplo. Este tipo de pequeños desafíos que se tomarán a lo largo del día y a lo largo de su proyecto de adelgazamiento le ayudarán a fortalecer su autodisciplina.

No te distraigas durante la comida

Cuando comas, intenta concentrarte totalmente en lo que estás haciendo. Sea consciente de lo que está comiendo y tómese el tiempo para disfrutarlo. Si haces otras cosas al mismo tiempo, como trabajar delante de la pantalla o ver la televisión, puedes seguir comiendo incluso cuando estés lleno.

Recuerde, lo más importante es perseverar, por lo que es importante encontrar el equilibrio entre el bienestar y el esfuerzo.

También puede interesarle leer: El agua de coco y sus múltiples beneficios para la salud