Bienestar

¿Cuánto duran las hemorroides?

En algunas personas, las hemorroides desaparecen al cabo de unos días. En otros casos, pueden convertirse en algo habitual.

Las hemorroides provienen de pequeños grupos de venas en el ano y la parte inferior del recto. Se desarrollan cuando las venas están hinchadas o irritadas. Algunas personas pueden necesitar medicación o procedimientos médicos para aliviar sus síntomas y reducir las hemorroides. Pueden causar dolor y hacer que actividades simples, como sentarse o caminar, sean incómodas o difíciles. En este artículo, aprenderás más sobre cuánto duran las hemorroides, incluso durante el embarazo y después del parto, y cómo aliviarlas con tratamientos y remedios caseros. También analizamos cuándo hay que buscar atención médica y el periodo de recuperación.

¿Cuánto duran las hemorroides?

No hay una duración fija para las hemorroides. Las hemorroides pequeñas pueden desaparecer sin tratamiento en pocos días. Las hemorroides externas de gran tamaño pueden tardar más en curarse y causar un dolor y una molestia importantes. Si las hemorroides no han desaparecido al cabo de unos días, lo mejor es acudir a un médico para recibir tratamiento.

Factores de riesgo

En el caso de las hemorroides graves o recurrentes, éstas incluyen:

  • no comer suficiente fibra
  • un estilo de vida sedentario
  • estreñimiento crónico
  • diarrea crónica
  • Esfuerzo al defecar.

Algunos de los factores anteriores también pueden dificultar la curación de las hemorroides, permitiendo que el problema persista durante más tiempo.

Durante el embarazo

Las hemorroides son un problema común durante el embarazo, especialmente en el tercer trimestre. El peso extra que lleva una mujer durante el embarazo puede suponer un esfuerzo para las venas del ano y el recto. El crecimiento del útero también ejerce presión sobre las venas cercanas al recto. Los cambios hormonales pueden relajar las venas de esta zona, haciendo que las hemorroides sean más probables. Los cambios hormonales y físicos también pueden causar problemas gastrointestinales, como estreñimiento o diarrea, que aumentan el riesgo de hemorroides.

Después del parto

El desarrollo de las hemorroides también puede tener lugar 1-2 días después del parto. El parto puede aumentar el riesgo de hemorroides unas 8 veces.

Un estudio realizado en 2022 informó de la aparición de hemorroides en el 38% de las mujeres tras el primer embarazo; esta cifra aumenta aún más después de los siguientes embarazos.

Las causas del desarrollo de las hemorroides tras el nacimiento incluyen:

  • el método de parto, donde las mujeres con partos normales e instrumentales tienen un mayor riesgo de desarrollar hemorroides.
  • parto prolongado
  • embarazo prolongado y segunda fase del parto
  • una duración del esfuerzo superior a 20 minutos
  • alto peso al momento del parto

Tratamiento

El tratamiento de las hemorroides depende del tipo y la gravedad. La mayoría de los casos de hemorroides se curan por sí solos con simples cambios en el estilo de vida y la dieta. Durante este tiempo, la persona debe descansar y evitar hacer cualquier cosa que ejerza tensión o presión en la zona. Algunos casos leves de hemorroides requieren medicación e intervenciones no quirúrgicas. Sin embargo, los casos graves requieren una intervención quirúrgica cuando todas las demás opciones de tratamiento han resultado ineficaces.

Medicamentos de venta libre

Los medicamentos para las hemorroides están disponibles sin receta en forma de:

  • ungüentos
  • cremas tópicas
  • geles
  • supositorios

Medicamentos con receta

Si los tratamientos de venta libre tienen poco o ningún efecto, un médico puede recetar pomadas más eficaces. Algunos de los medicamentos tópicos más recetados son:

Corticosteroides: Pueden ayudar a reducir la inflamación resultante de las hemorroides. Sin embargo, el uso prolongado de corticosteroides puede dañar la piel.

Lidocaína: La lidocaína actúa como anestésico local. Esta combinación puede ayudar a reducir la inflamación, así como a promover la recuperación de los vasos sanguíneos locales.

Medicamentos flebotónicos: Estos medicamentos pueden mejorar los síntomas generales de las hemorroides y reducir el sangrado.

Las personas que tienen hemorroides frecuentes o complicaciones como sangre en las heces deben consultar a un médico. El médico puede recomendar tratamientos alternativos o realizar pruebas para descartar las causas subyacentes.

Tratamientos para las hemorroides graves

Las personas con hemorroides graves pueden necesitar un tratamiento más intensivo, que incluya procedimientos médicos. Estos procedimientos pueden incluir:

Ligadura con banda elástica: Es el procedimiento no quirúrgico más común para eliminar las hemorroides. El médico coloca una pequeña banda apretada alrededor de la hemorroide para cortar la circulación del tejido y permitir que se caiga.

Escleroterapia: En este procedimiento, el médico inyecta un fármaco químico en la hemorroide para reducirla. Los médicos también pueden utilizar calor, luz o temperaturas de congelación.

Extirpación quirúrgica: Los médicos sólo la recomiendan en los casos en que las hemorroides no responden a los métodos caseros o en el consultorio. La cirugía suele ser eficaz y evita que las hemorroides vuelvan a aparecer.

Remedios caseros

Estos son algunos remedios caseros para las hemorroides:

  • tomar suplementos de fibra
  • sentarse en un baño de agua caliente, también llamado baño de asiento
  • aplicar una compresa fría
  • beber suficiente líquido
  • tomar analgésicos como la aspirina y el ibuprofeno.

Cuándo consultar al médico

Las personas deben acudir al médico si tienen los siguientes síntomas:

  • sangrado rectal
  • mareos o vértigo
  • un cambio en el color de las heces
  • los síntomas persisten incluso después de una semana de remedios caseros.

Los médicos pueden confirmar el diagnóstico de las hemorroides mediante un examen rectal digital y otros procedimientos. Le recomendarán un tratamiento adecuado en función de la gravedad y el tipo de hemorroide.

La detección y el tratamiento tempranos de las hemorroides pueden evitar el desarrollo de casos graves, que son bastante dolorosos y tienen un impacto negativo en la calidad de vida de la persona.

Recuperación

Ciertos cambios en la dieta y en el estilo de vida pueden ayudar a la curación y a la prevención de las personas que experimentan regularmente hemorroides.

Alimentación

El esfuerzo durante la defecación es una causa común de las hemorroides, pero las personas pueden hacer ajustes en la dieta para reducir su necesidad de esfuerzo. En general, es beneficioso incluir en la dieta muchos alimentos ricos en fibra. La fibra vegetal ayuda a acumular agua en las heces, haciéndolas más blandas y fáciles de expulsar. Proviene de:

  • fruta
  • verduras
  • nueces
  • cereales

Complementar la dieta con fibra soluble puede reducir el estreñimiento. Beber mucha agua a lo largo del día asegura que el cuerpo esté suficientemente hidratado para una digestión saludable, lo que también puede reducir el estreñimiento.

Estilo de vida

Hacer algunos pequeños cambios en el estilo de vida puede ayudar a minimizar los síntomas de las hemorroides. Algunos consejos son:

  • utilizar un pequeño asiento para apoyar las piernas al defecar para cambiar la posición del canal anal, lo que puede facilitar la evacuación de las heces
  • evitar retrasar la defecación cuando sea necesario
  • ducharse regularmente
  • lavar suavemente el ano en la ducha después de cada defecación o utilizar toallitas húmedas o agua del grifo
  • tomar un baño de asiento caliente para aliviar los síntomas
  • sentarse sobre una bolsa de hielo para reducir el dolor o las molestias
  • Haga ejercicio con regularidad para estimular los movimientos intestinales.

Si pasa demasiado tiempo en el inodoro, la sangre puede acumularse en las venas del recto o ejercer una presión innecesaria sobre ellas.

Resumen

Las hemorroides no suelen ser graves, pero pueden ser molestas y dificultar la vida cotidiana. La duración de las hemorroides puede variar de una persona a otra, pero hay una serie de remedios de venta libre y opciones médicas para tratarlas. También hay cambios sencillos que la gente puede hacer en su dieta y estilo de vida para aliviar los síntomas y prevenir la formación de nuevas hemorroides.

Puede interesarle: Mal uso de antibióticos: enfermedades comunes para las que no son útiles

Síguenos en Google Noticias