Coronavirus y los aviones: por qué no debes tener miedo de volar

Los viajes en avión han hecho que viajar sea mucho más fácil y accesible, pero como hemos visto en las últimas semanas, también ha hecho que la salud y la seguridad públicas sean mucho más complicadas. COVID-19 se ha extendido a más de 109 países, gracias en gran parte a los viajes internacionales. Ha habido más de 111.000 casos confirmados y más de 3.800 muertes en todo el mundo. ¿Pero esto significa que ya no debemos volar por miedo a infectarnos durante el viaje? Te contamos un poco de la relación del Coronavirus y los aviones.

El avión: un medio de transporte a prueba de gérmenes

El riesgo de que te enfermes en el avión es probablemente menor de lo que crees. Una percepción errónea común es que el aire dentro de la cabina de un avión está viciado y reciclado. Pero los estudios han demostrado que la calidad del aire en la cabina de un avión puede ser incluso mejor que el aire que respiramos en la oficina. Alrededor del 50% del aire de la cabina viene del exterior y se mezcla con el 50% restante, que es aire filtrado y reciclado. Los filtros de aire de partículas de alta eficiencia (HEPA) capturan más del 99,9% de los gérmenes transportados por el aire.

En 2018, una investigación publicada en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos de América (PNAS) demostró que las enfermedades respiratorias mediadas por gotas (como el COVID-19, la gripe o su resfriado común) no es probable que se transmitan más de una vez delante o detrás de un pasajero infectado. Es demasiado pronto para saber si el COVID-19 se comporta de la misma manera que la gripe en un avión, pero las grandes partículas cargadas con el virus de la gripe como las que se tosen o estornudan no pueden viajar muy lejos y tienden a asentarse en el suelo cerca de su fuente.

Por otro lado, las partículas más pequeñas, que se liberan al respirar y hablar, pueden permanecer más tiempo en el aire. Así que no hay necesidad de estresarse si alguien tose o estornuda en medio del avión cuando estás tres filas adelante o atrás.

Coronavirus y los aviones: precauciones importantes que hay que tomar si se está volando

La investigación del PNAS también sugiere que el asiento de la ventana puede ser un lugar más seguro que el pasillo. Estará rodeado de menos gente y no tendrá que preocuparse por los pasajeros sentados frente a usted en el pasillo.

Además, cuando viaje, asegúrese de su seguridad haciendo lo mismo que haría normalmente para evitar contraer la gripe en el invierno. Lávese las manos frecuentemente con agua tibia y jabón durante al menos 20 segundos, o use un desinfectante de manos a base de alcohol con al menos un 60% de alcohol cada vez que toque una superficie. Asegúrate de hacer esto especialmente antes de comer algo o después de usar el baño, toser, estornudar o sonarse la nariz. Guarde un frasco de desinfectante para manos en su bolso y acostúmbrese a usarlo después de tomar cualquier tipo de transporte público, como trenes, aviones o automóviles.