Coronavirus: qué hacer para protegerse de este virus

La Organización Mundial de la Salud ha anunciado que ha declarado una emergencia de salud pública de interés internacional debido a la propagación del coronavirus.
Para prepararte mejor y mantenerte informado sobre lo que necesitas saber, hemos arrojado luz sobre lo que puedes hacer para protegerte del coronavirus.

¿Qué es el coronavirus?

Los coronavirus son una gran familia de virus que son comunes a muchas especies animales diferentes, pero raramente infectan a los humanos. Sin embargo, la cepa más común es un nuevo virus respiratorio que se identificó por primera vez en Wuhan, provincia de Hubei (China), e infecta a las personas.

La Organización Mundial de la Salud indica que los signos comunes de infección incluyen síntomas respiratorios como fiebre, tos, falta de aliento y dificultad para respirar. Los casos más raros y graves pueden provocar neumonía, síndrome respiratorio agudo grave, insuficiencia renal y, en los casos más extremos, la muerte.

Los síntomas pueden aparecer tan pronto como 2 días, o tan tarde como 14 días, después de la exposición. Al igual que los coronavirus anteriores, este virus en particular probablemente se originó en una fuente animal, aunque los expertos aún no saben cuál.

El virus se está propagando ahora de persona a persona. Por lo general, las infecciones por coronavirus sólo se transmiten de persona a persona cuando una persona infectada muestra síntomas. Sin embargo, el ministro de salud de China dice que esta cepa en particular puede ser infecciosa cuando la gente aún no está enferma.

 

¿Cómo puedo protegerme?

Aunque no existe una vacuna para prevenir la infección con el CoV 2019, todavía hay cosas que puedes hacer para protegerte. La mejor protección es lavarse las manos y tener cuidado al tocar la cara de una persona. La forma más común de propagar virus como éstos es a través de gotas, o pequeñas partículas de virus, que aterrizan en una superficie que otra persona toca y luego se propagan, generalmente tocándose la cara o comiendo.

Las medidas de protección más sencillas son:

  • Lávese las manos frecuentemente durante al menos 20 segundos con agua y jabón. Un desinfectante a base de alcohol puede funcionar sin agua y jabón.
  • Evite tocarse los ojos, la nariz y la boca con las manos sin lavar.
  • Quédate en casa cuando estés enfermo.
  • Cúbrete la boca al toser o estornudar con un pañuelo de papel y tira el pañuelo a la basura.
  • Limpia y desinfecta los objetos y superficies que se tocan con frecuencia.

Es importante señalar que los desinfectantes a base de alcohol son útiles, pero no son una medida preventiva 100% fiable para detener los virus.
Los desinfectantes a base de alcohol pueden reducir rápidamente el número de gérmenes en las manos en algunas situaciones, pero los desinfectantes no matan todos los tipos de gérmenes. El uso de un desinfectante de manos que contenga al menos un 60% de alcohol puede ayudar en la ausencia de agua y jabón.