Coronavirus ahora se propaga más rápido y fácil, según estudio

Un equipo internacional de investigadores, realizó un estudio en pacientes a nivel mundial, que permitió establecer que ahora el coronavirus se propaga más rápido y fácil. Esto se daría debido a una mutación que dio paso a una nueva cepa del virus.

Esta nueva cepa, se habría extendido a Europa y Estados Unidos y sería la predominante en la actualidad. Así lo explica Erica Ollman,  una de los investigadores, perteneciente al Instituto de Inmunología de La Jolla. Ollman dice que: «De hecho, esto es lo que el virus es ahora. Sabemos que en cierto modo está en mejor forma en su capacidad de propagación. Pero en lo que respecta a la enfermedad, a primera vista no parece haber empeorado.»

El coronavirus ahora se propaga más rápido

Para llegar a descubrir la mutación que causó la nueva cepa, se realizó una larga serie de experimentos; se analizaron muestras de personas, animales y organismos en los cuales, prevalecía esta nueva versión del virus.

La mutación se da directamente en la proteína spike; la que rodea al virus dándole el nombre y permite insertarse en las célular para infectar. A esta nueva cepa, producto de la mutación, la nombraron G614

Pero aunque esta nueva cepa, que ya se ha extendido por el mundo es de tres a nueve veces más contagiosa que la anterior, no es más letal, según los investigadores. Tampoco logra afectar la forma en que aparecen los síntomas. Con respecto a esto, Lawrence Young, profesor de oncología de la Universidad de Warwick en el Reino Unido, afirma que: «Curiosamente, no encontramos pruebas del impacto de G614 en la gravedad de la enfermedad. Los trabajos actuales sugieren que, aunque más infecciosa, la nueva variante ya no es patógena. La esperanza es que a medida que se propague la infección por el SARS-CoV-2, el virus pueda ser menos patógeno».

«Todos los resultados coinciden en que la nueva forma es de tres a nueve veces más infecciosa que la anterior. Tenemos amplias pruebas experimentales para apoyar esto. Por supuesto, es necesario seguir trabajando para consolidar los resultados y ver qué significan los cambios para la epidemia y para los pacientes. También hay consecuencias potenciales para las vacunas, y estamos estudiando activamente cuáles podrían ser», explicó David Montefiore de la Universidad de Duke, otro de los expertos participantes de la investigación.

También te puede interesar leer: El coronavirus está mutando ¿qué implicaciones tiene esto?