Cordyceps: el secreto de los emperadores chinos

Cordyceps
Cordyceps

Mientras que algunos súper alimentos (super foods) los podemos encontrar en el jardín, otros son más exclusivos. Así es el hongo parasitario Cordyceps sinenis o militaris, que presenta diversas propiedades terapéuticas milenarias y comprobadas por la ciencia.

La curiosa formación del Cordyceps

Conocido como “insecto de invierno, hierba de verano”, esta seta solamente puede encontrarse en estado natural en las altas montañas y a 4 mil msnm. Es oriundo de la India septentrional, Nepal, Tíbet y la provincia china de Sichuan, donde se vende por la modesta suma de 5.000 euros el kilo.

De aspecto singular, su crecimiento comienza durante el otoño cuando las larvas se entierran en el suelo. Allí son colonizadas por el Cordyceps, que tarda hasta el verano siguiente en aparecer. En ese tiempo, la seta devora el interior de su huésped, dejando una cubierta momificada en forma de oruga.

Propiedades ancestrales y modernas

Antes de su exhaustivo estudio por investigadores reconocidos, este hongo ha sido considerado una panacea en la medicina china tradicional. Destaca por sus propiedades revitalizantes, es un poderoso estimulante sexual y se usa para tratar enfermedades en las vías aéreas inferiores como asma, bronquitis y tuberculosis.

Desde la antigüedad es conocido por estimular los riñones y tratar algunas condiciones asociadas con este órgano. Usado en la medicina Aryuveda, es un remedio efectivo contra la senilidad precoz, anemia, debilidad, impotencia y problemas de artrosis.

En la actualidad, esta antigua medicina de los emperadores ha demostrado múltiples cualidades terapéuticas.

  • Regula el colesterol. Eleva los índices de HDL, bajando los triglicéridos y el exceso de colesterol.
  • Protege el hígado. Incide sobre los valores de transaminasas SGTP, favoreciendo el funcionamiento del hígado y restaurando los tejidos afectados por la cirrosis y hepatitis crónica o subcrónica.
  • Eleva la fertilidad. Al ser un estimulante de la libido, tiene efectos positivos sobre la producción de espermatozoides y su tiempo de supervivencia.
  • Retrasa el envejecimiento. Junto a sus cualidades antioxidantes, reduce la fatiga, la sensación de frío y los mareos. También mejora la ansiedad, insomnio y amnesia.
  • Reduce tumores. Como estimula el sistema inmune, mejora el recuento de leucocitos y ayuda a combatir el crecimiento tumoral.

Tanto el Cordyceps sinensis, como el militaris comparten una gran variedad de beneficios que no hemos nombrado. Estas setas montañosas, que están entre las más exclusivas del mundo, esconden secretos medicinales que todavía han de ser revelados.