Salud

La contaminación atmosférica favorece las enfermedades cardíacas y la demencia

publicidad

Las personas con una exposición continua a la contaminación atmosférica tienen un mayor riesgo de padecer demencia, especialmente si también padecen enfermedades cardiovasculares, según un estudio del Karolinska Institutet de Suecia publicado en la revista JAMA Neurology. Por lo tanto, los pacientes con enfermedades cardiovasculares que viven en entornos contaminados pueden necesitar una prevención adicional por parte de los médicos para evitar la demencia, dijeron los investigadores.

Se pronostica que el número de personas que viven con demencia se triplique en los próximos 30 años. No se ha descubierto ninguna cura y encontrar factores de riesgo y protección modificables sigue siendo una prioridad de salud pública. Estudios recientes han relacionado las enfermedades cardiovasculares y la contaminación atmosférica con el desarrollo de la demencia, pero hasta ahora los resultados sobre la relación entre la contaminación atmosférica y la demencia han sido escasos e inconsistentes.

Las normas actuales no protegen lo suficiente a las personas

En este estudio, los investigadores examinaron la relación entre la exposición a largo plazo a la contaminación atmosférica y la demencia y el papel de las enfermedades cardiovasculares en esta asociación. Se realizó un seguimiento de casi 3.000 adultos, con una edad media de 74 años, que vivían en el distrito de Kungsholmen, en el centro de Estocolmo, durante 11 años. De ellos, 364 personas desarrollaron demencia. El promedio anual de partículas de 2,5 micras o menos (PM2,5) se considera bajo según las normas internacionales.

«Curiosamente, pudimos establecer efectos adversos en la salud humana a niveles inferiores a las normas actuales de contaminación atmosférica», afirma la primera autora, Giulia Grande, investigadora del Departamento de Neurobiología, Ciencias de la Atención y de la Sociedad del Karolinska Institutet. «Nuestros hallazgos sugieren que la contaminación atmosférica desempeña un papel en el desarrollo de la demencia, y principalmente a través de la etapa intermedia de la enfermedad cardiovascular y, especialmente, del accidente cerebrovascular».

El riesgo de demencia aumenta en un 50%

En los últimos cinco años de exposición, el riesgo de demencia ha aumentado en más de un 50%. Según los investigadores, la insuficiencia cardíaca y la cardiopatía isquémica aumentan el riesgo de demencia. Sólo los accidentes cerebrovasculares representan casi el 50% de los casos de demencia relacionados con la contaminación atmosférica.

«La contaminación atmosférica es un factor de riesgo establecido para la salud cardiovascular, y dado que las enfermedades cardiovasculares aceleran el deterioro cognitivo, creemos que la exposición a la contaminación atmosférica puede tener un efecto negativo indirecto sobre la cognición», afirma Giulia Grande.

También puede interesarle leer: Dolor crónico: las 7 ayudas naturales antiinflamatorias y analgésicas

Publicidad