Contagios de coronavirus en Singapur vuelven a elevarse

Unos de los países que mejor controló la epidemia de coronavirus, fue Singapur; a pesar de ser uno de los primeros países en tener contagios. Sin embargo, al parecer hoy los contagios de coronavirus en Singapur vuelven a elevarse. Veamos aquí qué sucedió.

Los contagios de coronavirus en Singapur iniciaron incluso antes de que se declarara pandemia; con la llegada de un turista procedente de Wuhan. Desde ese momento el gobierno se comprometió con la aplicación de pruebas diagnósticas masivas. Luego, restringieron los vuelos, especialmente los de China y a los turistas que llegaron, los sometían a aislamiento por 14 días.

Todas estas acciones hicieron que Singapur quedara como un ejemplo del manejo de la crisis ante el mundo. Y es que ya tenían una triste experiencia con el SARS. Sin embargo, el Gobierno se confió y los casos volvieron a dispararse.

Hace unos días, en este país se reporta 1.400 nuevos casos en tan solo 24 horas; Para un total de más de  8.000 y el número de muertos ha aumentado de tres a 11. A pesar de que a inicios de abril sólo eran mil casos en todo la nación.

¿Qué factor disparó los casos?

Según los estudios realizados por el mismo Gobierno de Singapur, el disparo reciente de la curva se debe a que se flexibilizaron algunas normas. Se permitió el ingreso a muchos migrantes que llegaron en busca de trabajo, provenientes de otros países pobres a los que el virus había golpeado mucho más la economía; y que además no habían adoptado medidas fuertes para evitar la propagación.

Estos migrantes no cumplieron con las normas de aislamiento al ingresar al país y debido al hacinamiento y las precarias condiciones en que residen, se convirtieron un foco de contagio.

El Primer Ministro Lee Hsien Loong anunció el inicio de campañas de pruebas en casas o refugios abarrotados donde viven estas personas. Además, habló de la creación de un equipo de respuesta para trasladar a algunos trabajadores a viviendas alternativas durante este período.

Con el caso de Singapur quedó claro que la vida no podrá volver a la normalidad por ahora; por lo menos no de la misma forma. El mundo tendrá que adaptarse a un nuevo significado de normalidad.

También te puede interesar leer: Cinco escenarios que acabarían con la pandemia del COVID-19