Consumir avena durante la noche estimula la pérdida de peso

La avena es uno de los alimentos más saludables que hay, es deliciosa, puede conseguirse en diferentes formas (copos o harina, usualmente) y puede consumirse tanto fría como caliente, acompañándose por frutas o nueces y almendras. Así como también sirve de base para preparar otros platos como postres, por ejemplo.

Uno de los principales beneficios que aporta este alimento es que fomenta la pérdida de peso, convirtiéndolo en el aliado que necesitas para lucir una silueta encantadora. Lo mejor de todo es que consumiéndola durante las noches se intensifican sus efectos.

¿Por qué la avena fomenta la pérdida de peso?

Este alimento recibe el nombre de “reina de los cereales”, gracias a sus nutritivas propiedades que permiten fortalecer la salud en general. Especialmente, porque la avena posee un gran contenido en minerales (potasio, calcio, hierro, entre otros). Además, también tiene hidratos de carbono, proteínas, vitaminas y otros nutrientes.

La avena es rica en fibra, lo que te ayuda a optimizar tu sistema digestivo. Ya que la fibra cuenta con una característica soluble que fomenta la pérdida de peso a medida que reduce los niveles de colesterol en el organismo. Igualmente, su acción en la bilis y su efecto como purificador de toxinas, también estimula la pérdida de peso corporal.

Por eso, la avena se ha convertido en un superalimento que no puede faltar en un plan alimenticio saludable. Ya que más allá de fomentar el adelgazamiento, controla los niveles de presión arterial. Asimismo, optimiza el tránsito intestinal, normaliza la glucosa en la sangre y también protege el organismo contra las células cancerígenas.

Formas de consumir avena en la noche para perder peso

Al consumir avena durante la noche preparas a tu cuerpo para que el período de sueño sea más cómodo y placentero. Igualmente, iniciarás el día con el pie derecho:

●       Agua de avena

El agua de avena caliente es ideal para eliminar toxinas y residuos del organismo, impidiendo la retención de líquidos y estimulando la pérdida de peso.

●       Atol de avena

Este snack de medianoche es lo suficientemente ligero como para consumirlo sin problemas. Para ello, necesitarás ½ taza de avena, ½ taza de coco, ½ taza de frambuesas y ½ taza de almendras. Además, un poco de canela, leche de coco y una cucharadita de miel natural. Une todos los ingredientes, y refrigera antes de consumir.

●       Batido de avena y plátano

En este caso, combinarás ½ taza de avena con las bondades de medio plátano y ½ taza de leche de almendras, con un poco de mantequilla de nuez. Igual que en la preparación del atol, deja refrigerar por un par de horas antes de consumir.

Con estas exquisitas preparaciones comenzarás a perder peso comiendo tan rico como sano. Pruébalas.