A todo el mundo le gustaría perder grasa abdominal o grasa del vientre, principalmente por razones estéticas. Pero esta grasa también puede ser peligrosa para la salud. Ahora se sabe que aumenta el riesgo de enfermedades como el derrame cerebral, el infarto de miocardio, el Alzheimer. Además, los científicos creen que la grasa abdominal se comporta como una glándula, lo que lleva en particular a la resistencia a la insulina, que favorece la aparición de la diabetes.

Cómo perder la grasa abdominal

La alimentación puede actuar principalmente como medida preventiva, pero para perder la grasa abdominal existente será necesario hacer ciertos ejercicios. El entrenamiento con pesas es una buena manera de perder peso, sabemos que después de una sesión de ejercicio físico, el cuerpo sigue quemando calorías. Es aconsejable hacer una sesión de musculación al menos 3 veces a la semana.

¿Qué tipos de ejercicios puedo hacer para perder la grasa abdominal?

El ejercicio aeróbico es fundamental para derretir la grasa. Muchas personas han desarrollado músculos abdominales, pero están ocultos por una capa de grasa. Los ejercicios aeróbicos incluyen correr, nadar o montar en bicicleta durante al menos una hora, si es posible varias veces a la semana. Otra posibilidad es el entrenamiento de intervalos de alta intensidad. Como su nombre lo indica, la persona alterna movimientos de alta intensidad con períodos de descanso en la misma serie de ejercicios. Los estudios han demostrado que esta estrategia quema hasta 9 veces más calorías que un entrenamiento normal.

Ejercicios abdominales específicos para derretir la grasa abdominal

Los famosos ejercicios abdominales están particularmente recomendados para un estómago plano y sin grasa. Además de fortalecer los músculos de la región abdominal, estos ejercicios también mejoran la postura. Ayudan a la persona a estar más erguida.

3 zonas abdominales para trabajar

El abdomen está compuesto por varios músculos divididos en 3 porciones principales: superior, inferior y lateral (oblicuo). Independientemente de los ejercicios elegidos, es importante trabajar las 3 partes del abdomen.

Algunos ejemplos de ejercicios abdominales:

Abdominales superiores: En estos ejercicios, la persona se acuesta de espaldas con las piernas levantadas y luego lleva la espalda hacia las piernas. También es posible hacer estos ejercicios con los brazos abiertos o con una pelota de plástico. Recuerde siempre mantener la región lumbar (parte baja de la espalda) pegada al suelo.

Abdominales inferiores: En esta categoría de entrenamiento, la persona mantiene la parte superior del cuerpo quieta y lleva las piernas hacia el cuerpo. Hay muchas variaciones, como levantar la parte superior del cuerpo y las piernas al mismo tiempo, colgando de una barra por los brazos y trabajando las piernas (tirando de ellas hacia la parte superior del cuerpo).

Abdominales laterales. Para fortalecer estos músculos abdominales, acuéstese de espaldas con la región lumbar bien estabilizada. Ponga las manos detrás de la cabeza y ponga las rodillas a la altura de los codos. Entonces repite los movimientos como si estuvieras montando en una bicicleta.

Ejercicios de isometría. Estos ejercicios también son muy importantes porque fortalecen la región abdominal y lumbar. Un ejemplo es la «tabla» con la persona orientada hacia el estómago, con el peso puesto en los antebrazos y los pies. Mantén la posición de «tabla» lo más recta posible durante unos minutos, toma un descanso y luego repite el ejercicio unas cuantas veces.

También puede interesarle leer: Hacer deporte reduce a la mitad el riesgo de cáncer de próstata