6 consejos para reducir la grasa del rostro

El aumento de grasa en el rostro es el resultado del aumento excesivo de grasa en el resto del cuerpo. Sin embargo, existen algunos consejos eficaces para reducir la grasa facial. Algunos cambios en el estilo de vida pueden ayudarte a perder peso y conseguir un rostro más delgado.

Este artículo presenta siete consejos eficaces que pueden ayudar a prevenir y reducir el exceso de grasa en el rostro.

  1. Reducir el consumo de sal

Las dietas ricas en sal hacen que el cuerpo retenga agua. La retención de líquidos provoca hinchazón y distensión en diferentes partes del cuerpo, incluida la cara. Esto puede dar la ilusión de un exceso de grasa en la cara. Las personas que creen que son sensibles a la retención de líquidos deben intentar evitar los alimentos con un alto contenido en sal. Esto incluye la mayoría de las comidas y aperitivos procesados. Preparar las comidas y los tentempiés en casa permite controlar mejor la cantidad de sal en la dieta.

A medida que el cuerpo deja de retener líquidos, la cara debería empezar a parecer más delgada.

  1. Hacer ejercicios de cardio para reducir la grasa facial

La pérdida de peso en general tiende a tener un efecto adelgazante en el rostro. Hay muchos tipos de ejercicios diferentes, y algunos son más eficaces que otros para promover la pérdida de peso. Un estudio de 2012 examinó los efectos de diferentes tipos de ejercicio sobre la grasa corporal en personas con sobrepeso y obesidad. Un total de 119 adultos participaron en uno de los tres programas de ejercicio de 8 meses de duración:

  • el entrenamiento aeróbico ( AT ), un tipo de ejercicio cardiovascular
  • El entrenamiento de resistencia (RT), cuyo objetivo principal es el desarrollo de la musculatura magra.
  • una combinación de AT y RT

Tanto el grupo de AT como el grupo combinado mostraron una mayor reducción de la grasa corporal en comparación con el grupo de RT. Sin embargo, no hubo diferencias significativas en los resultados entre estos grupos. Por lo tanto, los autores del estudio concluyen que las personas cuyo objetivo principal es quemar grasa deberían optar por los ejercicios de AT en lugar de los de RT.

El ejercicio cardiovascular puede realizarse a baja, moderada o alta intensidad. Algunas investigaciones sugieren que hacer ejercicios de cardio de mayor intensidad varias veces a la semana ayuda a quemar más grasa. Por ejemplo, un estudio de 2015 examinó los efectos de diferentes cantidades de ejercicio sobre la grasa corporal en mujeres posmenopáusicas. Todos los participantes realizaron entrenamientos de intensidad moderada a alta durante 12 meses. Los que entrenaron 300 minutos a la semana quemaron más grasa que los que entrenaron 150 minutos a la semana.

En general, la pérdida de peso puede tener un efecto adelgazante en el rostro.

  1. Dormir más

Dormir lo suficiente tiene una serie de beneficios para la salud. Por el contrario, la falta de sueño puede provocar un aumento de peso. Por ejemplo, la falta de sueño afecta a los niveles de ciertas hormonas que favorecen la sensación de hambre y saciedad. En concreto, la falta de sueño parece aumentar los niveles de la hormona grelina. Lo que estimula el apetito y disminuye los niveles de la hormona leptina, que indica al cuerpo que está lleno. Como resultado, una persona que no duerme bien puede comer más y recurrir a alimentos más calóricos.

Un sueño adecuado puede ayudar a prevenir el aumento de peso. Esto, a su vez, puede ayudar a disminuir la cantidad de grasa almacenada en la cara.

  1. Realización de ejercicios faciales

Hay algunas pruebas que sugieren que ejercitar los músculos faciales puede ayudar a reducir la grasa facial. Por ejemplo, un artículo de 2014 en el Journal of Clinical & Diagnostic Research sugiere que los ejercicios faciales pueden ayudar a fortalecer y tonificar los músculos faciales. De hecho, no hay estudios específicos que examinen la relación entre los ejercicios faciales y la pérdida de grasa facial. Sin embargo, los ejercicios faciales pueden ayudar a que el rostro se vea más firme cuando una persona pierde peso.

  1. Reducir la grasa facial bebiendo más agua

Beber un vaso de agua antes de la comida puede ayudarle a sentirse lleno más rápidamente. Esto puede ayudar a reducir el número total de calorías que una persona consume. Por eso, beber agua antes de las comidas puede conducir a una pérdida de peso gradual. Según un estudio de 2016 sobre hidratación y pérdida de peso, beber agua también favorece la lipólisis. La lipólisis se produce cuando el organismo descompone las reservas de grasa en ácidos grasos que pueden utilizarse como energía. La utilización de estas reservas de grasa es la clave de la pérdida de peso.

  1. Reducir el consumo de alcohol

El consumo excesivo de alcohol puede causar deshidratación, lo que puede hacer que el cuerpo retenga agua. En algunos casos, esto puede conducir a la retención de agua en la cara. Esto puede hacer que su cara se vea hinchada y con tendencia a hincharse. El alcohol también puede contribuir al aumento de peso. Contiene calorías vacías, que no ofrecen ningún beneficio nutricional. El consumo de calorías vacías aumenta la ingesta calórica diaria total de una persona. Esto favorece el aumento de peso. Además, algunas investigaciones sugieren que el alcohol puede suprimir las hormonas que ayudan a sentirse lleno. Esto puede hacer que una persona ingiera más calorías de su dieta.

Una revisión del consumo de alcohol y la obesidad en 2015 sugiere una relación entre el aumento de peso y el consumo excesivo de alcohol. El consumo excesivo de alcohol y las borracheras parecen tener el mayor riesgo de aumento de peso. Algunas personas experimentan los mismos efectos en respuesta al consumo moderado de alcohol. Sin embargo, para la mayoría de las personas, el consumo moderado de alcohol no favorece el aumento de peso.

Las personas que luchan por perder grasa facial o peso en general deberían considerar la posibilidad de reducir su consumo de alcohol.

Prevención del exceso de grasa facial

La mejor manera de prevenir la grasa facial es mantener un peso saludable haciendo cambios en el estilo de vida. Una persona con sobrepeso u obesa tiene más probabilidades de tener grasa alrededor de la cara que alguien que mantiene un peso saludable.

He aquí algunos consejos para mantener un peso saludable:

  • Haga ejercicio regularmente e incluya muchos ejercicios de cardio.
  • llevar una dieta equilibrada rica en proteínas magras y frutas y verduras enteras
  • limitar el consumo de alimentos procesados
  • Beba mucha agua y evite las bebidas azucaradas, incluidas las energéticas, los zumos y los refrescos.

Pocos estudios han investigado formas de reducir directamente la grasa facial. La mejor manera de prevenir y reducir la grasa facial es mantener un peso saludable en general. La gente puede hacerlo cambiando su dieta, haciendo ejercicio regularmente y durmiendo lo suficiente. El ejercicio cardiovascular es especialmente beneficioso para quemar el exceso de grasa corporal. La pérdida de peso, en general, debería hacer que tu rostro se vea más delgado. Si una persona tiene dificultades para perder peso, puede consultar a un dietista, un médico o un entrenador personal. Siempre se debe consultar a un médico antes de realizar cualquier cambio importante en la dieta o el programa de ejercicios.

También puede interesarle leer: Una siesta diaria sería tan efectiva como tomar medicamentos contra la tensión