Bienestar

Consejos para recuperar la intimidad con tu pareja después del parto

Normalmente, el periodo post-parto suele ser difícil para la mayoría de las mujeres que deciden ser madres y uno de los factores más resaltantes es la pérdida de intimidad con la pareja. Si estás pasando por esta etapa y quieres recuperar esta parte importante de tu condición de mujer, aquí te contamos cómo lograrlo.

¿Qué sucede en tu cuerpo luego del parto?

Para nadie es un secreto que las libras de más, las estrías y la flacidez que ocasiona el embarazo es un verdadero dolor de cabeza para todas las mujeres. Sin embargo, otro problema, quizá más grave, que también se presenta es la pérdida del apetito sexual. Y esto pasa, sobre todo, porque en estas condiciones la mujer no suele sentirse sexy o deseada.

Por fortuna existen múltiples maneras de reconectarte con tu feminidad y al mismo tiempo con tu sexualidad. Para ello es importante que sepas que el embarazo y el parto tienen un impacto importante en el perineo, que es el conjunto de ligamentos y músculos que se encuentran en los huesos púbicos. Estos son los encargados de evitar el colapso de órganos (prolapso) y actúan sobre la continencia urinaria y fecal.

El papel que juega el perineo en la sexualidad es el de originar la producción de orgasmos femeninos. Gracias al soporte que deben dar estos ligamentos al bebé durante los 9 meses del embarazo, estos suelen aflojarse y pueden verse más afectados aún en aquellos casos que el doctor realiza una incisión para facilitar la salida del bebé.

Rehabilitación post-parto

Para contrarrestar los efectos perjudiciales del parto se recomienda realizar una reeducación perineal una vez pasadas 6 semanas de haber dado a luz. Existen tres tipos de rehabilitación realizadas por el fisioterapeuta:

  • Manual: consiste en ejercicios de contracción y relajación en la zona.
  • Electroestimulación: se coloca una sonda en la vagina que envía pequeñas descargas eléctricas, lo que la obliga a contraerse.
  • Bio-feedback: se realiza con un tubo endovaginal mediante el cual el especialista puede visualizar sus contracciones en una pantalla, la cual le permitirá observar tus esfuerzos y mejorarlos.

Solución a la laxitud vaginal

La laxitud vaginal es la alteración de la forma de la vagina y es lo que causa la impresión que esta se ha vuelto más ancha. Esto puede producir incontinencia urinaria, sequedad vaginal  e insatisfacción sexual tanto para la mujer como para su pareja.

Un tratamiento sumamente eficaz, rápido e indoloro para este problema es el láser fraccional de CO2, que consiste en introducir una sonda en la parte inferior de la vagina, que aplicará pequeños impactos en la mucosa, ayudándola a regenerarse. Al eliminar las capas de tejido anormal, se estimulará la producción de colágeno nuevo y la contracción de la fibra de elastina.

Es un tratamiento no quirúrgico y no invasivo que se realiza en 3 sesiones cortas de 10 a 15 minutos cada una. Se recomienda abstinencia sexual de 48 a 72 horas para garantizar óptimos resultados. Este método es, sin duda, uno de los mejores para recuperar la intimidad con tu pareja.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.