Conoce la dieta disociada y sus 7 reglas irrompibles

La dieta disociada consiste en un programa de desintoxicación y adelgazamiento a corto plazo que te enseñará a alimentarte correctamente, evitando así la recuperación del peso que has logrado perder.

En esta dieta no está prohibido ningún alimento. Sin embargo, su principio básico consiste en consumir únicamente un grupo de alimentos por un tiempo determinado, un día o tal vez una semana. Esto se debe a que los creadores de esta dieta alegan que la combinación de alimentos en una misma comida conduce a la formación de grasa, ya que el sistema digestivo no asimila la variedad de alimentos.

Enfoque de la dieta disociada

Este programa se centra en la función biológica de la asimilación de alimentos y en el proceso digestivo. Y si bien puede ser muy beneficioso para tu salud, siempre es importante que consultes con tu nutricionista para reequilibrar tu alimentación, ya que en una dieta siempre hay riesgos.

Entendamos la comida por categorías. Esta se divide de la siguiente manera:

  • Carbohidratos: papas, pasta, arroz, pan, harinas en general, legumbres, etc.
  • Proteínas: Carne, pollo, pescado, productos lácteos y frutos secos.
  • Frutas: Manzanas, naranjas, melón, fresas, piñas, etc
  • Alimentos neutros: verduras, leche, mantequilla, aceites vegetales.

Tipos de dieta en el régimen disociado

La dieta disociada se divide en tres tipos: la dieta Antoine, la dieta Shelton y la dieta Montignac. Estas son las características de cada régimen.

Dieta Antoine: se centra en una sola categoría de alimentos por día, por ejemplo:

  • Lunes: carne
  • Martes: fruta
  • Miércoles: verduras
  • Jueves: pescado
  • Viernes: lácteos
  • Sábado: legumbres
  • Domingo: huevos

En este régimen, debes controlar la ingesta de calorías diarias hasta 1500 y no debe pasar de 3 semanas.

Dieta Shelton: separa las categorías de alimentos en un mismo día de la siguiente manera:

  • Desayuno: lácteos
  • Almuerzo: carne
  • Merienda: Frutas
  • Cena: Pescado

Dieta Montignac: consiste en dejar de lado los alimentos con un índice alto de glucemia. Al mismo tiempo se prohíbe la combinación de alimentos durante una misma comida, evitando los carbohidratos y lípidos al mismo tiempo.

Las 7 reglas irrompibles

  1. Evite consumir alimentos enlatados, procesados o precocinados.
  2. Evite el consumo de proteínas, carbohidratos y frutas en una misma comida. Se recomienda mezclar cualquier categoría de alimentos únicamente con alimentos neutros.
  3. Carbohidratos y proteínas deben estar separados por aproximadamente 4 horas.
  4. Los alimentos acidificados no están asociados con alimentos compuestos de álcalis, por ejemplo en el caso de pescados y verduras.
  5. Consumir granos con productos sin refinar.
  6. Los productos lácteos deben ser controlados y siempre consumirlos solos.
  7. Reserve un día del fin de semana para beber solo líquidos y evitar alimentos sólidos.

Durante la dieta disociada es recomendable dividir tus alimentos consumiendo carbohidratos, frutas y verduras en el desayuno y el almuerzo, dejando las proteínas para la cena. Esto te permitirá obtener energías para el día y optimizar la regeneración de tejidos durante la noche.