Conoce la dieta DASH para tratar la hipertensión arterial

Quienes sufren de hipertensión arterial saben de primera mano que es importante cuidarse y llevar un buen control para sentirse bien. Una de las claves para ello es tener una buena alimentación, que nos permita llevar una vida normal y saludable.

¿Conoces la dieta DASH? Si no es así, sigue leyendo pues sabemos que esta información te interesa.

¿Qué es la tensión arterial alta?

La hipertensión es un trastorno que ocasiona daños en los vasos sanguíneos y que, de no ser tratado, podría tener consecuencias catastróficas. La tensión arterial no es más que la fuerza ejercida por la sangre en los vasos sanguíneos al momento de ser bombeada por el corazón, de modo que cuando esta es alta, el corazón debe realizar un mayor esfuerzo.

Esta fuerza puede suponer daños permanentes en el corazón, vasos y demás órganos, lo cual podría ocasionar un infarto al corazón o incluso un ACV.

¿Y qué es la dieta DASH?

La dieta DASH es un plan alimenticio o dietético que busca disminuir y controlar la hipertensión arterial, mediante la disminución del sodio y el aumento del magnesio, calcio, nutrientes y potasio a través de nuestra alimentación diaria.

Quienes la siguen podrán notar una amplia mejoría en los síntomas de la tensión arterial elevada, gracias al consumo diario de frutas y vegetales, así como cereales y proteínas importantes como el pollo, el pavo y los pescados blancos.

El plan nutricional

 

Además de la integración de los alimentos que mencionamos anteriormente, la dieta DASH busca reducir el consumo de hidratos de carbono como el pan blanco, el arroz, la pasta y la bollería en general, intentando cambiar los hábitos de consumo por sus presentaciones integrales. Así como también se evita el consumo de carnes rojas.

Menús básicos de la dieta DASH

Comenzar a vivir de manera saludable, evitando los riesgos de la hipertensión arterial es muy sencillo. Te dejaremos tres menús inspirados en la dieta DASH para que empieces a cuidarte:

Desayunos:

  • Pan integral (2 rebanadas).
  • Requesón sin sal (3 cucharadas) o 1 huevo sancochado.
  • Tomate o 2 rebanadas de aguacate.
  • ½ banana o una naranja.
  • 1 taza de café con leche descremada.

Meriendas:

  • 1 manzana, una naranja o ½ banana.

Almuerzos:

  • 1 porción de pollo al horno o pescado a la plancha.
  • Batata y zanahoria al horno o una taza de garbanzos.
  • Ensalada verde con una cucharadita de aceite de oliva y vinagre.

Meriendas:

  • 3 galletas saladas o tostadas de arroz integral (acompañados de mantequilla de maní natural)

Cenas:

  • Ensalada de atún o Brochetas de pollo
  • Champiñones asados
  • ½ taza de arroz integral

Con esta ingesta saludable se controla principalmente el consumo de alimentos que disparan la tensión arterial y la elevan causando daños a los órganos más importantes del cuerpo. De esta forma, junto con la supervisión del médico, una vida saludable y activa en conjunto con una medicación adecuada, el paciente nota una amplia mejoría.