Condones inseguros vendidos por Internet, el boom que alerta a Europa

90.000 condones ilegales e inseguros se incautaron en el Reino Unido en los últimos dos años. Esto lo descubrió la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos de Salud del Reino Unido (Mhra), que ha ordenado una serie de incautaciones en todo el país. Y según ellos, el número de paquetes interceptados representa sólo la punta del iceberg de un fenómeno más amplio. Con graves riesgos para la salud, especialmente para los jóvenes.

Un fenómeno creciente

Los datos se refieren al bienio 2018-2019. Los anticonceptivos retirados del mercado fueron en su mayoría el resultado de lotes comprados en Internet y procedentes de países fuera de la UE, donde los costos de producción son mucho más bajos. El problema es que, en muchos casos, los preservativos «de bajo costo» no los someten a las pruebas de seguridad que establece la UE. Los expertos en salud han instado a la gente a revisar cuidadosamente el empaque antes de comprar condones, «porque los productos vendidos ilegalmente pueden no proteger contra el embarazo o las infecciones de transmisión sexual», escribe el Guardian.

«Los condones de látex normalmente están hechos de goma natural», explica el Dr. Mahendra Patel, «pero los condones inseguros no están hechos con productos naturales, lo que podría causar problemas. Algunos fabricantes utilizan materiales que se vuelven porosos durante el acto sexual, causando así pérdidas después de la eyaculación.

El fenómeno de los condones inseguros e ilegales no sólo concierne al Reino Unido, sino a todo el mercado de la UE. Una reciente investigación de la Interpol ha llevado al cierre de docenas de sitios web especializados en la venta de condones de este tipo. ¿Pero cómo reconocer las falsificaciones?

Cómo evitar los condones inseguros

Eliza Bell, portavoz de Brook, una organización benéfica para la salud y el bienestar de los jóvenes, explica: «Cuando se utilizan preservativos, es esencial comprobar primero la fecha de caducidad: si han caducado, no deben utilizarse en absoluto. En segundo lugar, «es necesario asegurarse de que el envase tenga la marca CE, que garantiza que el anticonceptivo fue probado de forma fiable».

Bell también pide «mantener siempre los preservativos alejados del calor y del sol» y, en el caso de los preservativos de látex, «mantenerlos siempre alejados de sustancias aceitosas, incluyendo humectantes y lubricantes a base de aceite, ya que esto los dañaría».