¿Cómo y por qué se mueve el pecho femenino haciendo deporte?

El seno femenino está formado por glándulas y tejidos adiposos conectados a los músculos del pecho por los ligamentos de Cooper, los cuales, sin embargo, no tienen una función estabilizadora. Es sólo la piel la que hace este trabajo, por eso se mueve y vemos «bailar» el escote cuando una mujer corre (ten paciencia, no es fácil encontrar sinónimos sin caer en lo vulgar o picor). Huelga decir que esto tiene consecuencias para el rendimiento deportivo de las mujeres.

Ciencia de los senos

Existe una ciencia que estudia cómo y por qué se mueve el seno y cómo sus movimientos afectan el rendimiento deportivo. Es la biomecánica del seno femenino. El Departamento de Ciencias del Deporte y del Ejercicio de la Universidad de Portsmouth es la institución más autorizada en la materia, dirigida por la Dra. Joanna Scurr. En la investigación, utilizan imágenes de movimiento y software de análisis de datos para estudiar el efecto del movimiento de los senos, que puede causar dolor, irritación y limitaciones en el rendimiento deportivo.

Un estudio realizado en 2014 por el grupo de investigación buscó investigar los secretos del movimiento de las mamas femeninas mediante la colocación de sensores en los pezones y el torso. El resultado es que durante los diferentes tipos de ejercicios, el movimiento tiene lugar en igual medida en la línea vertical y en la línea mediolateral (de un lado a otro). En los saltos los senos tienden a moverse más verticalmente mientras que en los ejercicios de agilidad prevalece el movimiento medio lateral.

La importancia del sujetador deportivo

Otro estudio del pasado mes de enero explica que la percepción de confort en los sujetadores deportivos es un buen indicador de la reducción del dolor causado por el movimiento excesivo del pecho durante la práctica deportiva. En febrero, un estudio investigó el impacto del dolor en los senos en la participación en actividades deportivas: parece que la mitad de las niñas que asisten a la escuela obligatoria deciden no practicar deportes debido a la vergüenza o al dolor causado por el movimiento de los senos. Es por eso que el equipo está desarrollando una especie de plan de estudios sobre la salud de los senos para ayudar a las niñas a elegir el sostén deportivo adecuado y a seguir practicando deportes.

Y según el departamento dirigido por “Scurr”, un sujetador deportivo también puede cambiar la forma de correr de una mujer: ahora en Portsmouth están llevando a cabo un estudio sobre el impacto del movimiento de los senos en el rendimiento en los deportes de fatiga, como el maratón.