Cómo la terapia de calor puede mejorar la depresión

Escrito por Lorena Molina Perez

Publicado el

La depresión es una enfermedad mental que afecta a millones de personas en todo el mundo. Los tratamientos tradicionales, como los medicamentos antidepresivos y la psicoterapia, son comunes, pero investigaciones recientes sugieren que la terapia de calor también puede ser beneficiosa para las personas que sufren de depresión.

- Publicidad -

Tratamientos tradicionales de la depresión

La depresión es una enfermedad compleja que afecta tanto al cuerpo como a la mente. Los síntomas pueden variar de una persona a otra, pero generalmente incluyen una tristeza persistente, pérdida de interés en actividades habituales, fatiga y problemas de sueño.

Foto: Freepik

Los tratamientos tradicionales para la depresión suelen incluir el uso de medicamentos antidepresivos y la psicoterapia. Los antidepresivos están diseñados para equilibrar los productos químicos del cerebro asociados con la depresión, mientras que la psicoterapia tiene como objetivo ayudar a las personas a comprender y manejar sus emociones.

Sin embargo, estos tratamientos pueden tener efectos secundarios no deseados y no funcionan para todos. Es por eso que cada vez más personas recurren a terapias alternativas, como la terapia de calor, para aliviar sus síntomas de depresión.

Terapia de calor para la depresión

La terapia de calor, también conocida como termoterapia, consiste en el uso de calor para tratar diversas afecciones médicas. Puede adoptar diferentes formas, como saunas, baños calientes o el uso de mantas térmicas.

Investigaciones recientes han demostrado una relación entre la depresión y la temperatura corporal. Se ha encontrado que las personas con depresión tienen temperaturas corporales más altas que aquellas que no padecen esta enfermedad. Esto sugiere que las terapias destinadas a reducir la temperatura corporal pueden tener efectos beneficiosos en la salud mental.

Foto: Freepik

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de California en San Francisco analizó los datos de más de 20,000 participantes de 106 países. Todos los participantes llevaban un dispositivo que medía su temperatura corporal y reportaban diariamente sus síntomas de depresión. Los resultados mostraron que a medida que los síntomas de depresión eran más graves, la temperatura corporal era más alta.

Los tratamientos basados en la temperatura corporal podrían actuar de diferentes maneras para aliviar los síntomas de la depresión.

Beneficios de la termoterapia

Los investigadores creen que la termoterapia podría ayudar a reducir la temperatura corporal y aliviar los síntomas de la depresión. El aumento de la temperatura corporal desencadena mecanismos de enfriamiento naturales del cuerpo, como la transpiración, que pueden llevar a una disminución de la temperatura corporal.

- Publicidad -

Estudios han demostrado que las reducciones en la temperatura corporal después de un tratamiento con calor se correlacionan con una disminución de los síntomas de depresión. Esto sugiere que la termoterapia puede actuar directamente sobre la temperatura corporal para aliviar los síntomas de la depresión.

Algunos tipos de termoterapia que han mostrado resultados prometedores incluyen saunas infrarrojos, baños de calor y clases de yoga caliente. Estos tratamientos pueden ayudar a aumentar temporalmente la temperatura corporal, lo que podría tener efectos beneficiosos en la salud mental.

Termoterapia versus crioterapia

La termoterapia no es la única terapia basada en la temperatura que se ha estudiado para su efecto en la depresión. La crioterapia, que implica la exposición del cuerpo a temperaturas extremadamente frías, también se ha explorado como tratamiento potencial para la depresión.

Algunos estudios han demostrado que la crioterapia de cuerpo entero puede ayudar a reducir el deterioro de la salud mental en trastornos del estado de ánimo como la depresión. Otro estudio encontró que una inmersión única en agua fría podría mejorar el estado de ánimo de una persona.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que la investigación sobre la crioterapia para la depresión aún es limitada y se necesitan más estudios para confirmar estos resultados y determinar los efectos a largo plazo de esta terapia.

Consideraciones finales

La depresión es una enfermedad mental compleja que puede ser difícil de tratar con métodos tradicionales. Sin embargo, investigaciones recientes sugieren que la terapia de calor podría ser beneficiosa para las personas que sufren de depresión.

Foto: Freepik

La terapia de calor, como saunas, baños calientes o mantas térmicas, puede ayudar a reducir la temperatura corporal y aliviar los síntomas de la depresión. Estudios han demostrado que las disminuciones en la temperatura corporal se asocian con una disminución de los síntomas de depresión.

Es importante tener en cuenta que la investigación sobre la terapia de calor para la depresión aún es limitada y se necesitan más estudios para confirmar estos resultados y determinar los mejores métodos de tratamiento.

- Publicidad -

En última instancia, si sufres de depresión, es importante discutir todas las opciones de tratamiento con un profesional de la salud. La terapia de calor puede ser una opción a considerar, complementaria o alternativa a los tratamientos tradicionales para la depresión.

¿Le resultó útil este artículo?
Artículos Relacionados