Salud

¿Cómo son los síntomas de la fibromialgia?

La fibromialgia no es fácil de detectar. Es una enfermedad que no presenta muchos síntomas visibles. La mayoría de los síntomas de la fibromialgia, como el dolor y la fatiga, son difíciles de percibir. Los síntomas de la fibromialgia también son similares a los de otras enfermedades. Por esta razón, puede ser difícil obtener un diagnóstico preciso y encontrar el tratamiento que necesita. Siga leyendo para saber cómo reconocer la fibromialgia.

Dolor

El dolor es una presencia constante en la fibromialgia. Parece que el dolor comienza en los músculos, pero no hay signos de daño en los tejidos. A menudo se describe como sordo.

Las personas con fibromialgia pueden ser más sensibles de lo habitual a la sensación de dolor o a los estímulos que lo provocan. Las molestias suelen sentirse en todo el cuerpo y pueden empeorar por muchos factores, como el estrés y la falta de sueño.

La fibroniebla

¿Siente a veces que no puede despejar la cabeza? La confusión, la dificultad para concentrarse y recordar cosas están asociadas a la fibroniebla, una sensación que a veces experimentan las personas con fibromialgia. Las causas de la fibroniebla no están claras, pero pueden estar relacionadas con los efectos del dolor en el cerebro o con la falta de sueño.

Piernas inquietas

El dolor de la fibromialgia no es el único síntoma de la enfermedad que puede robar el sueño. Muchas personas con fibromialgia experimentan una sensación de hormigueo en las piernas por la noche. Esta sensación es tan incómoda que hace que quiera moverse, despertándose de un sueño profundo. La falta de sueño resultante puede tener un impacto real en su capacidad para funcionar al día siguiente.

Somnolencia y fatiga

Cuando se tiene dolor, es más difícil conciliar el sueño y permanecer dormido toda la noche. Las personas con fibromialgia también son más propensas a padecer enfermedades que interrumpen el sueño, como la apnea del sueño y el síndrome de las piernas inquietas. Incluso cuando puede dormir, tiene menos del sueño profundo y de movimiento ocular rápido (REM) que ayuda a su cuerpo a recuperarse. Las largas noches en vela o dando vueltas en la cama pueden provocar fatiga matutina.

Ataques de migraña

Una encuesta de 2015 reveló que el 55,8% de las personas con fibromialgia han sufrido migraña. Durante un ataque de migraña, la cabeza palpita, y puede sentirse mal del estómago y vomitar. Algunas personas son tan sensibles a la luz y al sonido durante un ataque de migraña que tienen que apagar todas las luces y acostarse en una habitación oscura hasta que se les pase el dolor de cabeza.

Sensibilidad a los estímulos

Cuando se tiene fibromialgia, el mundo puede ser un lugar ruidoso, brillante y doloroso. La fibromialgia te hace más sensible al sonido, la luz y el tacto. La más mínima presión sobre la piel puede hacerle gritar de dolor, y puede tener ganas de taparse los oídos en situaciones ruidosas, como los conciertos. Algunas personas también son sensibles a los cambios de temperatura.

Erupciones y otros síntomas cutáneos

En algunos casos, la fibromialgia puede provocar una erupción. Este es uno de los pocos síntomas externos de la enfermedad. La erupción puede ir acompañada de picor. La fibromialgia también puede provocar otros síntomas relacionados con la piel, como la sequedad o la hiperhidrosis (sudoración excesiva).

Síndrome del intestino irritable (SII)

Cuando se padece el síndrome del intestino irritable (SII), saber dónde está el baño más cercano puede convertirse en una gran preocupación. El SII afecta al intestino grueso y puede causar inesperadamente

  • dolor abdominal
  • hinchazón
  • gas
  • diarrea

Esta condición es más común en las personas con fibromialgia y puede tener un impacto serio en su vida diaria si no se trata.

Trastorno de la articulación temporomandibular (ATM)

Algunas personas con fibromialgia también padecen una afección denominada trastorno de la articulación temporomandibular (ATM). La ATM causa dolor en la zona de la mandíbula.

Si tiene una ATM, notará que su mandíbula hace chasquidos o ruidos al abrir y cerrar la boca. Puede que le resulte difícil abrir la boca completamente para masticar o hablar. A veces, la ATM también provoca dolores de cabeza y dolor alrededor de los oídos.

Lo que hay que saber sobre los puntos sensibles

Los puntos dolorosos (o puntos desencadenantes) son lugares del cuerpo que duelen cuando se presionan con firmeza. Pueden situarse en la parte trasera de:

  • la cabeza
  • hombros
  • codos
  • las caderas
  • las rodillas

Los puntos de dolor solían considerarse el síntoma característico de la fibromialgia. Los médicos diagnostican la fibromialgia si se experimentan molestias en al menos 11 de los 18 puntos posibles. En 2016, el Colegio Americano de Reumatología revisó sus criterios para diagnosticar la fibromialgia. Ahora, los profesionales sanitarios ya no miran los puntos sensibles antes de hacer un diagnóstico de fibromialgia. En su lugar, consideran si usted tiene dolor musculoesquelético en cinco posibles áreas.

La fibromialgia puede parecerse a muchas otras enfermedades. Por lo tanto, puede ser difícil obtener un diagnóstico preciso. Sin embargo, si usted sufre de dolor crónico, un diagnóstico correcto es esencial para mejorar su calidad de vida. La fibromialgia no es mortal, pero puede tener efectos graves y duraderos, especialmente si no se trata. Si tiene algunos de los síntomas anteriores y cree que tiene fibromialgia, considere la posibilidad de acudir a un médico. Él o ella puede ayudarle a encontrar el tratamiento que necesita.

Puede interesarle: Lumbalgia, dolor de cuello, ciática: la quiropráctica para aliviar el dolor crónico