Cómo se produce la enfermedad de Ménière ?

enfermedad de Ménière

La enfermedad de Ménière es una de las patologías de oído más difíciles de sobrellevar debido a sus efectos sobre la calidad de vida de quienes la padecen. Desafortunadamente, esta condición aún no posee cura, por ello consideramos pertinente que conozcas por qué se produce y cuáles son sus principales síntomas.

¿Qué es la enfermedad de Ménière?

Esta enfermedad se trata de un trastorno de oído que señala su aparición con distintos síntomas característicos y que en sí afectan la percepción de los sonidos en el cerebro, atacando el oído interno, encargado de recibirlos.

El síndrome de Ménière puede aparecer a cualquier edad. Sin embargo, es más común en personas de edad avanzada, donde los órganos auditivos empiezan a deteriorarse y es cuando la enfermedad aparece.

Causas de la enfermedad de Ménière

En la actualidad, no existe una razón o causa específica que se atribuya a la aparición de esta enfermedad, pero sí existen múltiples teorías o hipótesis que explican cómo se produce.

Muchos estudios sugieren que este trastorno se debe a una acumulación de líquido en el oído interno, en la zona llamada laberinto membranoso donde se encuentra el líquido endolinfático encargado de estimular los receptores nerviosos del cerebro.

Al acumularse grandes cantidades de este líquido, las señales de que los receptores envían tienden a ser difusas y es cuando se presentan síntomas como mareos, sensación de vértigo entre otras, ya que este laberinto está directamente relacionado con el equilibrio de la persona.

Sin embargo, es posible que sufras de la enfermedad de Ménière sin presentar este caso, pues el patrón no se repite en todos los afectados. Existen casos de este trastorno que son derivados a partir de infecciones en el oído interno o por traumas que afectan internamente al oído de forma permanente, aunque al haber tantas variantes, no ha sido posible determinar una causa fija.

Razones secundarias y actualidad

Además de las causas anteriores, científicos también plantean la posibilidad de que la enfermedad sea causada por la contaminación sónica que caracteriza este tiempo en la sociedad, o también el hecho de que pueda tratarse de una enfermedad hereditaria, sin embargo, al no presentarse suficientes pruebas, no forman suficiente base para generar un tratamiento.

Aun así, investigadores de universidades alrededor del mundo, así como instituciones específicas sobre la Sordera y enfermedades del Oído buscan motivar la investigación del síndrome de Ménière para encontrar un tratamiento y una cura lo más pronto posible, y de esta manera mejorar la calidad de vida de quienes padecen esta condición médica.