¿Cómo saber si estás sano? Revisa estos aspectos

Salud

Para estar realmente saludables hay que estar en un completo equilibrio entre la salud mental, emocional, espiritual, y física. Aunque te suene complicado saber qué tan saludable estás, esto no es tarea difícil. Todo parte de un análisis personal, y es un procedimiento que puedes realizar en cuestión de minutos. 

Aspectos para saber qué tan sano estás

Toma en cuenta los siguientes tips para saber cuál es tu estado de salud:

Presta atención a tu estado de ánimo

Por lo general, se piensa que el estado de ánimo no puede influir en el estado de salud. Algo que es totalmente erróneo, ya que el estado de ánimo es una disposición emocional autónoma. A su vez, es una representación gráfica del estado interno.

Este fenómeno personal, claro que influye significativamente en nuestro estado de salud general. Ya que las emociones y los sentimientos dan pie a alteraciones como estrés, ansiedad y depresión.

Así que si constantemente tienes un bajo estado de ánimo acompañado por estrés, depresión o ansiedad, algo en tu interior no está marchando bien. Quizás tengas un déficit vitamínico u hormonal.

Hazte un análisis de sangre

Revisar constantemente los niveles sanguíneos es sumamente indispensable para conocer cómo está, entre otras cosas, nuestro sistema inmunológico y cardiovascular.  Pues hay alteraciones o enfermedades que no presentan síntomas físicos o no se sienten en las primeras fases del padecimiento.

Por eso, es esencial evaluar cómo están los rangos de triglicéridos, colesterol, glicemia, glóbulos blancos y rojos, hormonas, entre otros. Es importante que mantengas una periodicidad en el chequeo médico, así podrás detectar a tiempo alguna posible afección que requiera tratamiento.

Revisa si has tenido dolencias recurrentes

El hecho de que constantemente tengas, por ejemplo, episodios de migraña podría ser solo causa de estrés laboral. Pero también podría significar alguna alteración interna. Por eso, debes estar pendiente de cuáles son las dolencias más frecuentes que no tienen un motivo aparente.

Ten en cuenta que hasta el malestar más mínimo cuando se vuelve intenso o recurrente, es señal aparente de que tu estado de salud no está bien. Y como lo mencionamos anteriormente, el hecho de que nunca tengas ningún tipo de dolencia, tampoco implica que estés completamente sano.

Así que lo más ideal es recurrir a una revisión médica para comprobar que todo marcha bien con tu salud.

Evaluar estos aspectos te permitirá potenciar tu estado de salud.