Nutrición

¿Cómo mantener la piel hidratada?

La piel seca y deshidratada es una condición muy común para muchas personas; este problema tiende a empeorar durante la estación fría, pero también el estar en un espacio, sin un adecuado intercambio de aire periódico puede acentuar los síntomas de este trastorno. Sin embargo, la deshidratación de la piel puede ser causada por muchos factores, incluyendo: factores climáticos, ambientales,  fisiológicos e incluso patológicos.

Factores ambientales y climáticos: la cantidad de agua retenida en el interior de la piel está influenciada por la humedad ambiental circundante; si la humedad externa tiende a disminuir, el porcentaje de agua en las capas más superficiales de la piel también se reduce progresivamente. Si usted está expuesto a una exposición prolongada a los rayos UV, a un clima frío (aire acondicionado, viento) o demasiado caliente (calefacción), la piel, también, comienza a deshidratarse y a aparecer seca, descamada, particularmente sensible y sufriendo, perdiendo su elasticidad natural.

Factores genéticos: a medida que la piel envejece, sufre un cambio fisiológico natural que puede provocar una deshidratación más rápida. En estos casos la piel tiende a adelgazarse debido a la alteración de las fibras conectivas del colágeno y al empobrecimiento de la película hidrolipídica.

Factores alimentarios: Los hábitos alimentarios diarios juegan un papel clave en el aspecto de la piel. Beber mucha agua durante el día ayuda a mantener la elasticidad natural de la piel; comer frutas y verduras frescas significa aportar la cantidad adecuada de vitaminas esenciales para la salud de la epidermis.

Factores mecánicos externos: el uso de cosméticos demasiado agresivos, ricos en alcohol y no adecuados para su tipo de piel puede empobrecer progresivamente la película hidrolipídica de su piel.

Factores patológicos: algunas enfermedades como la psoriasis, las alergias, el eccema, la diabetes, etc. pueden provocar una deshidratación progresiva de la piel.

Tomar medicamentos: algunos medicamentos como los diuréticos y los anticonceptivos tienen, entre los efectos secundarios, una posible deshidratación de la piel.

Si usted sufre de piel seca y deshidratación, debe seguir algunas medidas diarias para controlar el trastorno y asegurar la hidratación continua de la epidermis.

Beba mucha agua durante el día: nuestro cuerpo está compuesto de un 70% de agua, es esencial, por lo tanto, trate de ayudar a nuestra piel desde el interior tomando los líquidos necesarios para mantenerla hidratada, además, estimulando la diuresis se eliminan todas las toxinas acumuladas.

Utilizar una buena crema hidratante: pasar la crema hidratante en abundancia es esencial para asegurar una buena hidratación de la piel. Sin embargo, es muy importante elegir la crema adecuada según el tipo de piel, una crema para pieles mixtas, por ejemplo, no aportará los mismos beneficios si se utiliza en pieles normales o grasas y viceversa, una crema para pieles normales no puede ser adecuada para una piel con características y necesidades más específicas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.