Bienestar

Cómo limpiar los oídos de forma segura

El cerumen es la forma que tiene el cuerpo de lubricar y proteger el oído. Por lo general, no es necesario limpiar los oídos, pero a veces pueden acumularse cerumen y otros residuos. El cerumen sale del cuerpo lentamente. La masticación y los movimientos de la mandíbula empujan el cerumen del canal hacia el oído externo. Cuando el cerumen y la piel muerta que recoge llegan al oído externo, se secan y se desprenden. La cera tiene propiedades antibacterianas naturales que pueden ayudar a proteger el oído de las infecciones.

Limpiar el oído con demasiada frecuencia puede provocar sequedad y picor en los oídos. El uso de un objeto, como un bastoncillo de algodón, para limpiar el cerumen puede empujarlo de nuevo al interior del oído. La limpieza de la cera del oído que no provoca síntomas no suele ser necesaria ni recomendable. Sin embargo, hay ocasiones en las que una persona puede necesitar limpiarse los oídos si el cerumen o los residuos se han acumulado hasta el punto de causar síntomas, como una audición amortiguada. En este artículo, descubra cómo limpiar sus oídos en casa.

Cómo limpiar los oídos

El método más seguro para limpiar los oídos es consultar a un médico u otro profesional de la salud, ya que puede utilizar instrumentos especializados para eliminar con seguridad cualquier exceso de cera o residuos.

Estos instrumentos pueden incluir:

  • un dispositivo de succión
  • una herramienta en forma de cuchara
  • pinzas

Un médico también puede ayudar a determinar si hay otros problemas de salud subyacentes que necesiten atención. Si una persona sigue queriendo limpiarse los oídos en casa, puede probar uno de los siguientes métodos:

Con un paño húmedo

Una persona puede mojar un paño o una toalla de papel con agua caliente. Después de escurrir el exceso, puede utilizar el paño para limpiar las zonas exteriores de la oreja. Nunca es buena idea introducir un objeto en el oído.

Aceite mineral o gotas tradicionales para los oídos

Puede comprar gotas para los oídos para usar en casa sin necesidad de receta médica. También hay varias soluciones que pueden utilizarse en forma de gotas para aflojar el cerumen y facilitar su eliminación.

Estos incluyen:

  • aceite para bebés
  • aceite mineral
  • glicerina

Irrigación

Una persona puede comprar un kit de irrigación que utiliza agua simple o una combinación de agua y solución salina, o puede consultar a un médico para una irrigación profesional. Puede ser útil utilizar gotas para los oídos antes de la irrigación.

Para comenzar el procedimiento, la persona debe calentar el agua y las gotas para los oídos hasta la temperatura corporal antes de aplicarlas para evitar efectos secundarios, como los mareos. Sin embargo, hay que tener cuidado de no calentar demasiado la solución, ya que puede provocar quemaduras. Para irrigar el oído, una persona utiliza una jeringa y gotea agua o solución salina en el canal auditivo. La persona debe dejar que las gotas aplicadas antes de la irrigación se asienten en el oído durante unos 15 a 30 minutos con la cabeza inclinada hacia un lado.

Algunas personas no deben utilizar la irrigación para limpiar sus oídos si tienen:

  • agujeros en el tímpano
  • diabetes
  • eczema u otras afecciones de la piel en el oído o cerca de él
  • un sistema inmunitario debilitado
  • un tubo en el tímpano

Métodos a evitar

Uno de los métodos más comunes que la gente utiliza en casa para limpiarse los oídos es el bastoncillo de algodón. Los riesgos de utilizar bastoncillos de algodón son:

  • empujar el cerumen hacia el interior del oído
  • ralentizar el proceso natural de eliminación del cerumen
  • lesión del tímpano
  • que el bastoncillo de algodón se atasque en el oído

La limpieza del oído con velas de cera consiste en introducir un paño cónico recubierto de cera en el canal auditivo. Luego, el individuo enciende el extremo expuesto de la tela para que arda. Este método puede dar lugar a:

  • quemaduras en la piel
  • bloqueo de la cera de las velas en el oído
  • incendios en la casa
  • agujeros en la membrana entre el canal auditivo y el oído medio
  • sangrado
  • perforación del tímpano

Nunca es buena idea introducir un objeto directamente en el oído, ya que esto puede causar lesiones y empujar la cera hacia fuera. Limpiar los oídos con demasiada frecuencia puede eliminar la cera que sirve para protegerlos de las bacterias y otros residuos.

Síntomas de la obstrucción del cerumen

Cuando el cerumen se acumula en el oído, la persona puede experimentar una ligera pérdida de audición e irritación en el oído. También puede haber una sensación de plenitud en el oído. En algunos casos, esto puede ir acompañado de un dolor de oído.

Cuándo consultar al médico

Un médico puede diagnosticar las infecciones de oído y eliminar las obstrucciones de cera. Una persona debe acudir a su médico si tiene una obstrucción de cerumen y no se siente cómoda con una solución de limpieza casera.

Una persona también debe acudir al médico si tiene algún signo de infección de oído, como:

  • dolor en o alrededor del oído
  • secreción de líquido del oído
  • dificultad para oír

Además de las infecciones agudas, una persona debe consultar a su médico en caso de obstrucciones repetidas. El médico puede discutir las formas de evitar que esto ocurra. Una persona puede programar limpiezas regulares con su médico para mantener sus oídos limpios y libres de obstrucciones.

El cerumen cumple una función esencial para mantener los oídos libres de residuos y bacterias. En la mayoría de los casos, el cerumen sale del cuerpo de forma natural, sin intervención. La forma más segura y eficaz de eliminar una obstrucción es que un médico u otro profesional de la salud retire el exceso de cera del oído. Para los interesados en soluciones caseras, existen varios métodos seguros que no implican el riesgo de introducir objetos en los oídos.

Puede interesarle: Lavarse la cara: ¿Por qué es importante? lo explica la ciencia