Bienestar

¿Cómo funciona la dieta 5:2? El régimen flexible donde no dices adiós a los placeres

Entre los regímenes para adelgazar rápidamente y dejar de lidiar de por vida con el sobrepeso se encuentra la dieta 5:2.

Este sistema de adelgazamiento fue creado en 2006 por dos médicos ingleses con la idea de ayudar a las personas con obesidad a que sigan un régimen flexible, que no deje de lado el placer de comer y que los compense.

Pero tiene otro objetivo: prevenir el desarrollo del cáncer de mama y otros tumores que están muy relacionados con el exceso de peso y grasa.

Bases de la dieta 5:2

Se trata de un programa de pérdida de peso rápida que fue desarrollado por la dietista médico Michelle Harvie y el oncólogo Tony Howell. Alterna 5 días de placer saludable en las comidas  y 2 días de desintoxicación o ayuno, de allí el término “5:2”.

Tanto Harvie como Howell lo han puesto en práctica con sus pacientes de la Clínica Genesis, el Centro de Prevención del Cáncer de Mama en Manchester y desde entonces, se ha convertido en un sistema con múltiples beneficios para la salud.

Una de sus grandes ventajas es que permite rebajar y mantener el peso ideal con una  ingesta suficiente de calorías. Quienes lo practican se mantienen motivados y con energía ya que no necesitan prescindir por siempre de los placeres del buen comer.

Beneficios para la salud

Después de 6 meses, las personas que siguen la dieta 5:2 bajan de peso de manera sostenida a un promedio de 7 kilogramos de peso perdido durante ese tiempo, lo cual es una reducción saludable que mejora los pronósticos de no volver a engordar ni de afectar el organismo.

La dieta 5:2 reduce el riesgo de obesidad e hígado graso, estimula tu organismo y evita la diabetes, porque regula la insulina, leptina y el azúcar. También controla el colesterol, baja la presión arterial y le da la oportunidad a tu cuerpo de desintoxicarse.

Cómo practicarla

La dieta 5:2 establece que solo durante 48 horas, cada semana, debes restringir las calorías y seguir una dieta estrictamente light, de ayuno o semi-ayuno. Los demás días mantienes una dieta normal, claro saludable y sin tantos excesos.

Puedes hacer variaciones y en vez de 5 días haces 4 o 6 de dieta normal y 3 o 1 día de ayuno y restricción calórica. Se recomienda perder, al menos, unas 3.200 calorías por semana y ejercitarse. Tras el ayuno, se retoma el gusto por las comidas y el placer, lo cual  mantiene la motivación de seguir adelgazando.

Algunos menús ideales y muy saludables de la dieta 5:2 son té verde, fruta y avena con leche en el desayuno o café con leche, huevos revueltos y una toronja. El almuerzo puede ser una tortilla de champiñones con pan integral, queso y ensalada o salmón ahumado y aguacate.

En la cena, pollo a la plancha con ensalada de vegetales crudos. De meriendas, un puñado de almendras o yogur sin azúcar.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.