¿Cómo estar saludable usando una computadora?

1) Alinee el cuerpo tanto sentado como de pie.

Cualquier posición sentada, incluso la mejor, puede ser agotadora. Trate de mantenerse derecho y alinee los hombros y caderas en una línea vertical ideal. Evite las posiciones desequilibradas: no cruce las piernas asimétricamente, no se apoye en un lado, no se quede con la cabeza inclinada.

2) Levantarse y moverse

Cuando los músculos se cansan es mucho más probable que asuman una postura incorrecta, menos equilibrada, lo que lleva a una mayor presión en el cuello y la espalda. Para mantener una postura relajada y correcta, cambie de posición con frecuencia, tal vez cada 30 minutos durante unos minutos.

3) Use sillas y soportes de oficina ergonómicos

Las sillas de oficina con respaldo ajustable son ideales para pasar largas horas sentados. También son muy eficaces los cojines, los soportes lumbares y los reposapiés, accesorios diseñados específicamente para minimizar la carga en la espalda.

4) Trate de permanecer de pie

Si es posible, tanto en casa como en la oficina, utilice un escritorio alto que le obligue a ponerse de pie: de esta manera se verá obligado a utilizar los músculos de las piernas y tendrá menos probabilidades de adoptar una postura incorrecta.

5) Hacer algunos ejercicios de «escritorio».

  1. a) Siéntese derecho y levante los brazos por encima de la cabeza, manteniendo los codos rectos. Tejer los dedos y lentamente doblar a la derecha y luego a la izquierda;
  2. b) Cruzar la pierna izquierda por la derecha y colocar el brazo derecho sobre la pierna izquierda, mirar al hombro izquierdo y girar ligeramente el cuerpo: repetir lo mismo en el lado opuesto;
  3. c) Estire la pierna izquierda apuntando los dedos de los pies primero hacia adelante, luego hacia arriba, repita 5 veces y haga lo mismo con la otra pierna.

Una vez que su postura haya mejorado, podemos hablar sobre cómo reducir la fatiga visual.

Después de pasar mucho tiempo frente al monitor, ¿siente una cierta sequedad ocular, picor, lagrimeo, visión doble, dolor de cabeza, mareos o incluso náuseas? Si es así, está poniendo demasiado esfuerzo en sus ojos.

Una de las principales causas de la fatiga visual es que el monitor es demasiado brillante en relación con la luz ambiental. El brillo, de hecho, debe ser intenso durante el día y atenuado durante la noche.

Para mitigar el problema puede utilizar un programa, F.lux, disponible para Windows, Mac y Linux, que ajusta automáticamente la temperatura de color de su monitor en función de la hora del día. Durante el día, el monitor es brillante; por la noche se oscurece y proyecta una ligera sombra anaranjada, relajante para los ojos. Y, al final, ayuda a dormir mejor (eso dice la persona que lo probó).

Obviamente este colorido, aunque sea muy claro, puede ser desactivado cuando se trabaja con proyectos gráficos en los que la neutralidad de los colores es fundamental.