Bienestar

Cómo elegir y utilizar un preservativo

Hay preservativos de muchas formas y tamaños. Encontrar la talla adecuada puede ser difícil, pero te ayudará a que tu vida sexual sea mejor y más segura. El tamaño del preservativo es esencial para garantizar su eficacia en la prevención de las infecciones de transmisión sexual (ITS) y el embarazo. Los preservativos demasiado pequeños pueden romperse, y los demasiado grandes pueden salirse del pene. Los preservativos mal ajustados también pueden resultar incómodos durante las relaciones sexuales.

En este artículo, veremos cómo elegir el preservativo adecuado en función de la longitud y el grosor del pene, cómo medir el pene y otros factores que hay que tener en cuenta a la hora de utilizar preservativos. El primer paso para encontrar la mejor talla de preservativo es medir el pene. Esto puede hacerse con una regla, una cinta métrica o un trozo de cuerda. Para obtener resultados más precisos, debe tomar las medidas mientras el pene está erecto.

Sigue estos pasos para obtener una medición precisa del pene y encontrar el mejor preservativo para ti:

Mide la longitud desde la base del pene, donde éste se une a la pelvis, hasta la punta. Utiliza un trozo de cuerda o una cinta métrica flexible. Envuélvalo alrededor de la parte más gruesa del pene, que suele estar cerca de la mitad del mismo. Si utiliza una cuerda, marque el lugar donde se cruza la cuerda y mida la distancia con una regla.

¿Importa el material?

Los preservativos no sólo tienen diferentes formas y tamaños, sino que también contienen diferentes materiales, como el látex y el poliuretano. Aunque los fabricantes utilizan el látex para elaborar la gran mayoría de los preservativos, algunas marcas ofrecen alternativas sin látex para las personas a las que no les gusta el látex o son alérgicas.

Preservativos de látex

Los preservativos de látex son fundas muy flexibles y finas. El látex es una barrera eficaz contra el esperma, las bacterias y los virus. Sin embargo, el látex no transmite calor, lo que puede reducir las sensaciones placenteras.

El aceite o los lubricantes a base de aceite no deben utilizarse con un preservativo de látex. El aceite descompone el látex, lo que puede hacer que el preservativo se rompa. Los lubricantes a base de agua o de silicona son las mejores opciones cuando se utiliza un preservativo de látex.

Preservativos de poliuretano

El poliuretano es un material plástico que se utiliza en muchos contextos, desde el aislante hasta el mobiliario o los preservativos. Los preservativos de poliuretano suelen ser más finos que los de látex. Transmiten mejor el calor. Los preservativos de poliuretano son barreras eficaces contra el VIH y las ITS bacterianas. Sin embargo, el poliuretano es menos flexible que el látex, por lo que son ligeramente más frágiles que los preservativos de látex.

Preservativos de poliisopreno

El poliisopreno es muy similar al látex, pero carece de las proteínas que a veces pueden causar reacciones alérgicas. Estos preservativos son ligeramente más gruesos que los de poliuretano, pero su tacto es más suave y natural que el del látex.

Cómo utilizar correctamente el preservativo

Los preservativos funcionan mejor cuando se utilizan correctamente. Sigue estos consejos sobre cómo utilizar correctamente el preservativo:

  • Compruebe la fecha de caducidad en el empaque

Un preservativo que ha pasado su fecha de caducidad es menos eficaz y tiene más probabilidades de romperse.

  • Asegúrate de que el preservativo está intacto

Los preservativos que la gente puede guardar en sus carteras o bolsos pueden dañarse. Asegúrese de que el embalaje está intacto. Si el preservativo está roto o muestra signos de deterioro, no lo utilice y tírelo inmediatamente.

  • Abra el paquete con cuidado

Evite utilizar los dientes o rasgar el paquete con fuerza, ya que esto puede romper el preservativo.

  • Asegúrese de que el borde está orientado hacia fuera para que el preservativo pueda enrollarse en el pene.
  • Apretar la punta del preservativo y colocarlo en la cabeza del pene erecto

Pellizcar la punta elimina el exceso de aire y proporciona un espacio extra en la parte superior para recoger el semen.

  • Enrollar el preservativo a lo largo del eje hasta la base del pene

Si el preservativo no está lubricado, aplique una pequeña cantidad de lubricante a base de agua o silicona en la parte exterior del preservativo.

  • Después de la eyaculación, sujete la base del preservativo mientras lo retira. Esto evitará que el preservativo se caiga.

Retira el preservativo con cuidado, haz un nudo en el extremo abierto y tíralo a la basura.

También puede leer: Sequedad de la boca: ¿Qué puedo hacer para aliviar este problema?

Elena Ramos

Locutor - Redactor fashion Colombia Asistente de la estructura profesional de los servicios informativos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.