¿Cómo debes prepararte para el parto?

El embarazo es una de las etapas más importantes en la vida de una mujer y cuando ya falta poco para la llegada del bebé, hay que tener en consideración algunos aspectos para cuidar tu salud y la de tu hijo. Para esto, acá te presentamos un top 6 de algunos consejos para que no te agarre desprevenida esta nueva experiencia.

6 Recomendaciones a seguir para la llegada de tu bebé

●       Mueve tu cuerpo, manténte activa

A pesar de que dicen que no hay que moverse mucho cuando llega el momento del parto, es algo totalmente falso. Mantener tu cuerpo activo al momento de la llegada de tu bebé es la mejor recomendación, ya que esto hará que el parto sea menos doloroso y facilitará la salida del bebé.

Evita a toda costa acostarse boca arriba, debido a que agravará el dolor y dificultará el proceso. Por el contrario, solo necesitas mover tu pelvis de un lado al otro y las caderas de adelante hacia atrás y de izquierda a derecha. Las pelotas de gimnasio pueden ayudarte en tus movimientos.

●       Un baño relajante

Otra estupenda recomendación para apaciguar los dolores de parto, es que antes de dirigirse a la maternidad, toma un baño caliente que te ayudará a relajar los músculos y a calmar tus miedos. Esta recomendación normalmente ayuda a que el proceso sea más fácil, rápido y llevadero.

●       Ejercicios de respiración

Esto lo hemos escuchado muchas veces y efectivamente es lo primero que la partera le indicará. La respiración profunda es una técnica que sin duda alguna te ayudará en la labor parto. Pero no esperes hasta esta fecha para aprender a hacerlo correctamente. Exhala mientras vacías tu barriga e inhala abriendo tus fosas nasales y vuelve a dejar que tu barriga se incorpore. De esta forma, tu bebé se oxigenará, saliendo más fácilmente.

●       Relaja la cara

¡Apuesto a que desconocías la relación que existe entre los músculos de la cara, el perineo y el útero! Aquellas emociones manifestadas en la cara tendrán un impacto directo en los músculos de los genitales, lo que dificultará la apertura del cuello uterino, haciendo el parto más complicado.

De modo que debes aprender a relajar los músculos de tu cara. Para eso, debes cerrar los ojos mientras contraes tus manos, apretando los puños y evitando contraer los brazos, los hombros y el resto del cuerpo. Repite esta acción hasta que sientas que puedes controlar sin problema los músculos de tu cara.

●       Qué predominen los pensamientos positivos

Una de las características de un parto complicado, es que la madre se encuentra muy asustada y tiene pensamientos negativos. Esto, aunque nos cueste creerlo, contrae todos los músculos de nuestro cuerpo y se ralentiza el trabajo de parto.

Prepara tus pensamientos para la llegada del bebé, eligiendo únicamente aquellos que le den confianza. Puedes pensar en alguna imagen que te transmita paz, el sonido de la naturaleza o imaginando cómo será tu bebé.

●       Llegó el momento de partir a la maternidad

Debes conocer cuál es el momento de la llegada de tu bebé. No puedes confundir esas contracciones un poco dolorosas del quinto mes con aquellas que anuncian la llegada de tu hijo. Si sientes dudas acerca de cómo identificar el momento, sigue estas señales:

  1. Tus contracciones deben ocurrir cada 5 minutos de forma regular y se vuelven cada vez más duraderas
  2. Al momento de perder el líquido amniótico, que es un moco translúcido, normalmente tu bebé llegará en 3 días
  3. Si presenta sangrado
  4. Si no siente que su bebé se mueva, quiere decir que se ha alejado del útero
  5. No olvide tomar en cuenta el tiempo que se toma entre su lugar de vivienda y la maternidad

Esta etapa es sumamente especial en tu vida, no dudes en tomar las medidas necesarias para que el proceso de nacimiento de tu bebé sea lo más agradable posible.