No toda la comida debe comerse cruda, una moda realmente peligrosa.

Últimamente se ha puesto de moda a lo largo del planeta una dieta muy cuestionable y es la de ingerir alimentos totalmente crudos, sin alguna cocción alguna. Ante esta tendencia cabe preguntarse: ¿todos los alimentos son aptos para ser consumidos crudos? La respuesta es no.

Es evidente que hay alimentos como las frutas y muchos vegetales que se pueden consumir sin alguna cocción o preparación alguna, pero hay otros que son muy peligros consumirlos crudos.

Veamos algunos alimentos que es preferible no consumir crudos.

  • Leche: Hay un mito ampliamente difundido a lo largo de muchas regiones y culturas, donde se cree que la ingesta de leche cruda o fresca de vaca, cabra, oveja entre otras, es mejor que la leche pasteurizada y tratada, pues hay que decir que la leche tratada y pasteurizada es mejor en la medida que no contiene bacterias y gérmenes nocivos que si contiene la leche fresca, por eso debe evitarse consumir leche fresca.
  • Repollo: El repollo es de los vegetales que más problemas estomacales, de colón entre otras enfermedades genera; su alta exposición a la tierra le permite adquirir microorganismos, bacterias y gérmenes que son nocivos para el cuerpo, es recomendable lavarlo, cocinarlo y evitar comerlo crudo lo más que se pueda.
  • Huevos: Se tiene el mito de creer que comer huevo crudo es mejor que cocinarlo, pues recientes investigaciones han demostrado que en un 90% se absorbe más los nutrientes del huevo cocinado, que crudo.
  • Almendras: Las almendras son un bocadillo exquisito para deleitarse, ricas en vitaminas, grasas saludables y minerales, pero comerlas en exceso conlleva a mareos, problemas estomacales y otras afectaciones, principalmente por que las almendras contienen cianuro natural en minúsculas dosis, por esto se recomienda comer pequeñas dosis en periodos amplios de tiempo.
  • Harina: No se recomienda comer harina o masas crudas, si no están freídas u horneadas, porque se podría contraer salmonela por la presencia de huevo en estas.
  • Coles de Bruselas: Son un bocado exquisito y muy apetecible, pero si sufres de hipotiroidismo, debes omitirla de tu dieta, contienen una sustancia que provoca disfunción tiroidea.
  • Miel: La miel cruda, contiene una bacteria – no en todos los casos- llamada Clostridium botulinum, altamente peligrosa para niños menores de un año o mujeres embarazadas.