Comer pimientos picantes ayuda a mejorar la salud del corazón

Para algunas personas, el picante no es tolerable; o simplemente no les gusta. Pero resulta que comer pimientos picantes tiene grandes beneficios para la salud.

Un estudio publicado en el Journal of the American College of Cardiology y coordinado por los epidemiólogos del Irccs Neuromed de Pozzilli (Isernia) reveló las ventajas de comer pimientos picantes y chile; estos beneficios, son en mayor parte sobre la salud del corazón.

Para el estudio, los investigadores examinaron alrededor de 23.000 voluntarios en Molise, lo cual, les permitió llegar a una conclusión. Concluyeron que consumir pimientos picantes, unas cuatro veces a la semana, ayuda a reducir el riesgo de ataque al corazón y derrame cerebral.

Además, ayuda a reducir el riesgo de muerte por otras causas, un 23%. Esto en comparación con las personas que regularmente no incluyen los pimientos picantes o el Chile en su dieta. Según los expertos, esta especia actuaría como un protector en el cuerpo.

Beneficios de comer chile y pimiento picante

El efecto picante de los alimentos, se da por medio de la capsaicina, una sustancia con muchos beneficios para la salud. Estos son algunos:

  • Ayuda a acelerar el metabolismo
  • Mejora el colesterol bueno
  • Reduce los triglicéridos y la proteína C reactiva.
  • Obstaculiza las moléculas pro-inflamatorias
  • Ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares.
  • Reduce los dolores de cualquier tipo, como los de muela o de cabeza.

Pero además de estos beneficios, el pimieto rojo también posee cualidades antibacterianas y antioxidantes; las cuales benefician directamente a los intestinos. Aunque el efecto varía de acuerdo a la cantidad y al tipo de picante según la variedad de pimiento.

Para lo expertos, lo ideal es consumirlo a diaro; sin embargo, hay personas que tienen problemas intestinales o son alérgicos. Estas deben tener cuidado con respecto a la cantidad y la frecuencia.

También te puede interesar leer: El pimiento, tesoro para tener en la cocina