Comer mal hace que duermas mal, según afirma un estudio

Un nuevo estudio sugiere que una dieta baja en fibra dietética y alta en ácidos grasos saturados y azúcar está asociada con una calidad de sueño más pobre. Es decir que comer mal, hace que duermas mal.

El tiempo de sueño ha surgido en los últimos años como un factor que puede influir en la elección de alimentos. Por ejemplo, la falta de sueño se ha asociado con un mayor apetito por los alimentos de alta densidad energética, una fuente potencial de desequilibrio alimentario.

Pero es la primera vez que un estudio demuestra que una dieta desequilibrada puede, incluso a corto plazo, cambiar la calidad del sueño. Este es el resultado del trabajo realizado por un equipo de la Universidad de Columbia en Nueva York.

El sueño y la dieta bajo el microscopio

Los experimentos se llevaron a cabo con 26 adultos (13 mujeres y 13 hombres) de peso normal y una edad media de 35 años. Los participantes pasaron 5 noches en el laboratorio del sueño, con la hora de acostarse a las 10 pm y despertarse a las 7 am. Se tomaron medidas objetivas de la calidad del sueño con un polisomnógrafo. Los investigadores analizaron los datos del sueño después de un período de 4 días, durante el cual se monitoreó la dieta. Estos datos se compararon con los datos recogidos después de un día de consumo de alimentos ad libitum.

Comer mal: sueño de mala calidad

Los resultados no muestran una diferencia significativa en el tiempo medio de sueño (7h35) entre el período de control y el período ad libitum. Sin embargo, la calidad del sueño fue diferente, con menos ondas de sueño más lentas y un mayor tiempo de latencia después del período ad libitum.

El análisis cualitativo de la ingesta alimentaria también revela que la baja ingesta de fibras alimentarias y la alta ingesta de ácidos grasos saturados y azúcar se asocian con un sueño más ligero y menos reparador y con una mayor dificultad para estar despierto. En resumen, el comer mal, hace que duermas mal.

 

Fuente:

St-Onge MP et al. Safety and efficacy of coffee enriched with inulin and dextrin on satiety and hunger in normal volunteers. J Clin Sleep Med,12(1):19-24.