Comer despacio: consejos para lograrlo y aprovechar sus beneficios

Comer sano

Para mantenerse sano, es necesario elegir los alimentos adecuados, pero también hay que aprender a comer despacio. Este último punto es a menudo descuidado aunque permite oler, probar y dar textura a la comida. Este hábito de vida saludable también ayuda a cuidar la salud del sistema digestivo.

Comer demasiado rápido – ¿qué impacto tiene en la salud?

Ya sea en el desayuno, el almuerzo o la cena, comer demasiado rápido puede causar problemas en el cuerpo. El primer impacto es la hinchazón. Esto se debe a que cuando comes rápidamente, grandes trozos de comida llegan al estómago. Por lo tanto, el cuerpo necesitará más energía para asimilarlos. Comer demasiado rápido también provoca trastornos del estado de ánimo y promueve el aumento de peso. Cuando la saciedad tarda mucho en hacer efecto, seguirás comiendo y te arriesgarás a exceder la cantidad recomendada. Para resolver el problema, los profesionales recomiendan empezar la comida con sopa o verduras crudas. Son bajas en calorías pero muy ricas en nutrientes. También inician el proceso que lleva a la sensación de saciedad.

¿Cómo aprender a comer lentamente?

Coma en un lugar tranquilo y apropiado.

Para aprender a comer lentamente, tienes que concentrarte en la comida. La gente que está acostumbrada a comer delante de su ordenador no presta atención a lo que come. Tienden a engullir la comida. Para luchar contra este mal hábito, debes evitar ser parasitado por otra cosa. Simplemente apague la televisión si es necesario, deje su dispositivo móvil a un lado y concéntrese en su plato.

Mastica bien cada bocado antes de tragar.

Muy a menudo, la comida dura menos de 20 minutos, ya que la mayoría no se toma el tiempo de masticar la comida. Para aprender a comer lentamente, debes aprender a masticar cada bocado hasta 32 veces. Este número no es una coincidencia. Según Horace Fletcher, hay que masticar la comida según el número de dientes de la boca. Es un principio muy simple para digerir la comida adecuadamente y facilitar las funciones del estómago.

Comer juntos para aprender a comer lentamente

La alimentación de varias cifras es una de las mejores técnicas para aprender a comer lentamente. Como es un momento de convivencia con los amigos o la familia, todos quieren quedarse más tiempo en la mesa. Sólo aprende a masticar bien para evitar comer con la boca llena. Esto no sólo le permite apreciar el momento de compartir, sino también descubrir las particularidades del plato. Para acostumbrarse, los especialistas recomiendan volver a bajar el tenedor después de cada mordisco. Esta técnica permite evitar las mordeduras una tras otra y tomarse el tiempo de masticar bien.

La elección correcta de los alimentos…

La elección de la comida es una gran ayuda para aprender a comer lentamente. Es importante recordar que los alimentos líquidos se ingieren fácilmente y mucho más rápido que los alimentos en trozos. Para alcanzar el objetivo, la elección debe dirigirse hacia los alimentos crujientes y crujientes. Las verduras crudas, las carnes y los frutos secos están incluidos en la lista. Requieren más esfuerzo en la masticación. Estos alimentos también proporcionan múltiples beneficios para la salud.

Comer alimentos uno por uno

Permanecer 20 minutos en la mesa no es algo fácil de hacer, aunque sea bueno para la salud. Para facilitar las cosas, tienes que comer la comida de tu plato una por una. Este truco muy simple permite comer lentamente y doblar la hora de la comida. Esta técnica también permite aprender a comer lentamente y a analizar los alimentos. ¿Cómo se define el sabor? ¿Cuál es su textura? ¿Cuáles son las especias presentes? ¿Qué mejoras se pueden hacer?

Aprender a comer lentamente para perder peso

El ritmo de las comidas ayuda a combatir el sobrepeso y a acelerar la pérdida de peso. Según un estudio reciente, introducir y aprender a comer lentamente ayuda a perder más de 10 kg al año. Aquí están las principales razones:

  • El centro de saciedad en el cerebro sólo funciona 15 o 20 minutos después del comienzo de una comida,
  • Un ritmo más lento permite que el hipotálamo reciba las diferentes señales provenientes del sistema digestivo. Este proceso asegura entonces la fina regulación del peso y la ingesta de alimentos.
  • Comer lentamente ayuda al cerebro a saber cuánto es suficiente,
  • Masticar bien la comida le dará al estómago trozos finos.

Otros consejos para que comas más lento

Aparte de las personas que quieren perder peso, comer despacio tiene muchos beneficios para las personas con diabetes tipo 2. Este tipo de enfermedad suele ser el resultado del sobrepeso y de un mal hábito en la vida cotidiana. Aquí hay algunos consejos más para ayudar a cada individuo a aprender a comer lentamente:

  • Bebe un gran vaso de agua antes de las comidas,
  • Come fruta para evitar atacar tu plato con el estómago vacío,
  • Cortar la comida en pequeños trozos para hundir los grandes tenedores,
  • Coma con la mano izquierda para comer lentamente y coma menos,
  • Evitar los bocadillos durante la preparación para no comer el doble,
  • Elija cubiertos pequeños para tragar menos con cada mordisco.

También te puede interesar leer: Fuentes de azúcar: elige las adecuadas para no engordar en aislamiento

Fuentes:

https://www.santemagazine.fr/actualites/perte-de-poids-manger-moins-vite-une-methode-qui-marche-305663

https://www.doctissimo.fr/nutrition/diaporamas/moins-manger/manger-lentement