Este título es bastante engañoso, ya que clínicamente no hay síntomas obvios que sean precursores de complicaciones (como el enrojecimiento de la piel o el goteo nasal). Lo que puede considerarse como síntomas son, de hecho, las primeras consecuencias del exceso de colesterol, lo que significa que el problema está ahí y que hay que tomar medidas inmediatas para aliviarlo.

Pero primero, algunas cosas fundamentales. El colesterol es un tipo de lípido con muchas funciones importantes como la composición de las membranas celulares y la síntesis de varios químicos incluyendo las hormonas esteroides, está presente de forma natural en el hígado, el cerebro, la médula espinal y otras áreas del cuerpo humano, hay principalmente dos tipos de colesterol:

  • Colesterol LDL (lipoproteínas de baja densidad):

El colesterol es transportado desde el hígado a otras células del cuerpo a través de las lipoproteínas LDL, que pueden llevar a su depósito en las arterias.

  • Colesterol HDL (lipoproteínas de alta densidad):

El colesterol es transportado desde las células al hígado a través de las lipoproteínas HDL, que ayudan a desobstruir las arterias para que el colesterol pueda ser eliminado.

Su característica química la hace insoluble y significa que no puede viajar por el cuerpo por sí sola, por lo que grandes acumulaciones pueden crear depósitos de grasa en las arterias. Esto ralentizará o, en el peor de los casos, obstruirá el flujo sanguíneo. Los síntomas son dolor en el pecho y en el corazón, lo que lleva a un infarto de miocardio o a un accidente cerebrovascular.

Eventualmente se pueden ver rastros en el ángulo nasal del párpado o en el arco corneal en personas menores de 60 años, pero estos signos no son específicos del exceso de colesterol solamente.

Sobre todo porque no lo prevé un ojo externo, de hecho, una persona con sobrepeso puede tener un nivel de colesterol total normal, al igual que una persona relativamente delgada puede tener un nivel de colesterol alto. Por eso es importante mantenerse alerta sobre nuestra dieta y salud cardiovascular. La mejor manera de saberlo con seguridad es hacerse un chequeo médico.

También puede interesarle leer: ¿Cómo calmar la acidez gástrica de forma natural?