Guía de plantas medicinalesMedicina naturalSalud

Cola de caballo: la planta ideal para los problemas de huesos y más

La cola de caballo es una planta clasificada como fósil. Se han encontrado fósiles de la planta en rocas sedimentarias. Crece rápidamente por la dispersión de gérmenes. Esta planta se conoce con el nombre científico de Equisetum arvense. También se conoce como la cola de rata, debido a su peculiar forma. Se caracteriza por pertenecer a la familia de las equisáceas y se encuentra en diversas formas (cápsulas, tintura madre, infusión…).

El silicio es el ingrediente activo más conocido de la cola de caballo. También está compuesto de flavonoides, saponina y taninos. Algunos elementos químicos también entran en su composición: azufre, hierro y manganeso. También es rico en sales minerales, ácidos grasos y calcio.

Los usos de la cola de caballo en la fitoterapia

El tallo es la parte más utilizada de la planta, en el campo de la fitoterapia. Fresco o seco, tiene efectos diuréticos. Gracias a sus diferentes composiciones, la cola de caballo se utiliza en el tratamiento de huesos y articulaciones. Contribuye a la consolidación de los huesos y a la reducción de los edemas.

Tiene muchas propiedades curativas y se puede encontrar en todo el mundo. Originaria de Europa, se ha utilizado en la medicina para tratar hemorragias, congelaciones e inflamaciones desde la antigüedad. Promueve la curación de las heridas y la restauración del cartílago.

La planta también se utiliza para tratar el reumatismo y el dolor causado por la artritis. En algunos casos, ayuda a tratar las infecciones urinarias y la retención de agua. Actúa en el refuerzo de la queratina.

Las dosis y la dosificación de la cola de caballo

La cola de caballo se suele tomar en polvo en forma de cápsula o ampolla. También se encuentra en infusión o tintura madre. La ingesta diaria de cola de caballo debe ser bien medida y precisa.

  • En la cápsula
    Tome 2 gramos de cápsulas de cola de caballo, tres veces al día, antes de cada comida.
  • En infusión
    Remoje 2 gramos de tallos secos en 150 ml de agua hirviendo durante 15 minutos.
  • En la tintura madre
    Tome 10 ml de preparación antes de cada comida, mañana, mediodía y noche.
  • En decocción
    Poner 15 g de tallos secos por litro de agua hirviendo. Dejar en infusión durante 15 minutos y luego filtrar el conjunto. Déjalo descansar. Use una compresa estéril y aplíquela en la zona mañana, mediodía y noche.

Las diferentes contraindicaciones

El uso de la cola de caballo no se recomienda para los niños menores de 6 años, las mujeres embarazadas y las madres lactantes. También está prohibido para las personas con enfermedades cardíacas y renales. Se recomienda encarecidamente no utilizarlo en interacción con un ingrediente activo de la misma composición.

Efectos secundarios y efectos indeseables
  • Trastornos digestivos
  • Alergia

También te puede interesar leer: Remedios naturales para la retención de líquidos

Publicidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.