Los Omega 3, ácidos grasos esenciales que se encuentran en los pescados grasos y las algas, ayudan a equilibrar las emociones, reducir la inflamación y retardar el crecimiento de las células cancerosas. La buena noticia es que la cocina japonesa está llena de ellos.

Los beneficios para la salud de los omega 3

Los Omega 3 son ácidos grasos esenciales, es decir, no pueden ser metabolizados, tienen que ser obtenidos a través de la dieta. Los omega 3 van de la mano de los omega 6, otros ácidos insaturados presentes en los aceites vegetales. Un buen equilibrio de estos dos tipos de ácidos es necesario para estar en buena salud porque al ser de la misma constitución que los elementos del cerebro, los ácidos grasos aportan al complejo cerebral de lo que funciona mejor; fluidifican la sangre evitando las enfermedades cardiovasculares, aportan el colesterol «bueno», que combate naturalmente el colesterol malo, refuerzan el sistema inmunitario.

La cocina japonesa rica en omega 3

La cocina japonesa, vegetariana desde el siglo VIII d.C. por decreto imperial debido al budismo, ha favorecido a lo largo de los siglos los alimentos beneficiosos para su supervivencia y bienestar sin el uso de grasas animales: la soja, el sésamo, el shiso, son algunos ejemplos notables. Aparte de las plantas, los peces y las algas marinas siguen siendo las fuentes más generosas de Omega 3.

En el restaurante: la comida ideal para llenarse de omega 3

El pescado crudo es una importante fuente de omega 3. Prefiera el sushi de atún y salmón crudo. En algunos restaurantes, además de las cadenas de restaurantes que sólo hacen suchi, se puede pedir sardinas, camarones, caballa o cangrejo, que también están muy bien situados como proveedores de lo que antes se llamaba vitamina K. Los aceites vegetales, la colza, la calabaza, el sésamo… son fuentes muy poderosas redescubiertas hoy en día. Sobre todo, combine estos lípidos con antioxidantes (vitamina C, caroteno, vitamina A) para fijarlos lo mejor posible. Pregunte qué aceites se utilizan en la preparación de los platos.

En casa, recetas fáciles de hacer y ricas en omega 3

Los pescados más populares que se venden en los restaurantes de sushi son buenas fuentes de omega-3: salmón, atún, caballa, ¡puedes comerlos en casa! Además, las semillas de lino germinadas tienen la reputación de ser muy ricas en ácidos grasos poliinsaturados y pueden encontrarse en ensaladas con otras semillas germinadas. Las ensaladas aderezadas con aceites vegetales son muy buenas para la salud. Otro consejo, no quemar los aceites (papas fritas, buñuelos, etc.) y preferir siempre productos que no estén modificados químicamente para aprovechar al máximo el producto en sí.

También puede interesarle leer: El gel de Aloe Vera para tratar y curar las cicatrices en la piel