Claves para hacerte una adecuada autoexploración mamaria

autoexploración mamaria

La mejor forma de detectar a tiempo un posible cáncer de mama es haciéndote una autoexploración mamaria. Ya que de esta forma puedes realizarte un tratamiento antes de que evolucionen los molestos síntomas.

Este procedimiento es sencillo y rápido. En esta nota te comentamos algunos pasos fáciles, prácticos y fundamentales para tu autoexploración mamaria.

Pasos para una autoexploración mamaria

Si bien realizarte una autoexploración mamaria (por lo menos una vez al mes) es sumamente indispensable, también lo es realizarte periódicamente un examen mamográfico. De este modo, aumentan las probabilidades de un diagnóstico prematuro.  Mientras tanto, comienza a realizar estas acciones desde casa:

1.      Visualiza el estado de las mamas

Lo primero que debes hacer es posicionarte frente a un espejo cómodo para que te puedas ver completa de la cintura hasta la cabeza. Luego, levanta los brazos y entrelaza las manos detrás de tu cabeza para que puedas observar detalladamente la forma, el color y el tamaño de tus mamas.

Los principales signos característicos del cáncer de mama son enrojecimiento, inflamación, dolor y sarpullido. Igualmente, una posible formación de bultos u hoyos, así como que tu pezón cambió de lugar o si está hacia adentro, es una señal de alarma.

2.      Presiona suavemente las mamas

Mantente frente al espejo, pero ahora ubica tus manos justo en tus caderas. Luego, presiona suavemente tu mama con la yema de los dedos y asegúrate de hacer movimientos circulares para determinar algún bulto o dolor.

3.      Palpa ligeramente las axilas

Así como acabas de hacer en un seno, repítelo en la otra mama con la mano contraria.  Para que luego realices nuevamente el mismo proceso, pero en las axilas: tocarte con movimientos circulares por toda la axila para detectar algún signo de masa o dolor.

4.      Presiona suavemente el pezón

Ahora, con la misma posición, utiliza tus yemas de la mano derecha y presiona suavemente el pezón izquierdo. Luego repítelo, pero con la mano izquierda en el pezón derecho.

Debes acudir a un médico si ves alguna secreción de líquido, bien sea transparente, amarillento, blanco o de sangre.

Algunas mujeres recomiendan hacerse la autoexploración mamaria después de un baño, o acostada con una almohada debajo del hombro manteniendo el codo elevado.

Igualmente, también puedes aplicar otros métodos como tocarte desde la axila hasta el pezón en forma vertical (de arriba hasta abajo) cubriendo todo el seno. O, palpar desde el borde de la mama hasta el pezón, luego volver al borde y así sucesivamente hasta completar el pecho.