Claves para cuidar la salud del corazón

La cifra de personas que enferman y sufren ataques cardíacos y episodios cardiovasculares va en franco aumento. Lo triste es que estos episodios fatales pueden evitarse con algunos hábitos sencillos, pero que no todos practican. Si tienes antecedentes familiares de enfermedades coronarias, revisa estos datos que pueden ayudarte a mejorar tu salud.

Tipos de enfermedades cardíacas

La enfermedad cardíaca puede presentarse de distintas maneras. Puede implicar la salud del corazón y arterias o puede tocar también el sistema nervioso. Los más frecuentes son el infarto cerebral, el infarto al miocardio y la arritmia.

Sin embargo, también se presentan insuficiencias causadas por el debilitamiento del corazón. Asimismo, debe considerarse un problema de salud de esta índole la presión arterial alta o baja, las cardiopatías y arteriopatías que se refieren a problemas en la estructura del corazón, su anatomía y funcionamiento.

En el primero de los casos puedes manejarlo con cambios de hábitos de vida y alimentación. Las relacionadas a la fisiología solo deben ser tratadas y cuidadas, pues no pueden ser resueltas de forma definitiva.

Causas de las enfermedades cardíacas

Si tienes algún antecedente familiar o has tenido un episodio de alarma respecto a la salud cardiovascular, tienes que poner atención en estos aspectos.

  • Vivir con elevados niveles de estrés.
  • Dieta poco saludable, muy cargada de azúcares, alcohol y frituras.
  • Vida sedentaria, con afectación del ritmo respiratorio y fatiga.
  • Hábito de fumar.
  • Sobrepeso u obesidad.
  • Cronicismo de diabetes o hipertensión.
  • Elevados niveles de colesterol y triglicéridos.

Señales de estar sufriendo un ataque al corazón

Si en algún momento percibes alguna de estas señales de alarma, ya sea en ti o en otra persona, no pierdas tiempo en acudir a una sala de urgencias.

  • Repentina fatiga o debilidad.
  • Falta de aliento.
  • Sensación de malestar con dolor en el cuello y la mandíbula superior.
  • Molestias estomacales y náuseas.
  • Fuerte dolor en el pecho.
  • Sentimiento de ansiedad.

Formas de proteger tu corazón

Aquí encontrarás unas sencillas técnicas para cuidar tu corazón y por ende tu vida. No dejes de ponerlas en práctica.

  • Controla tu presión arterial.
  • Consume almendras y frutos secos para bajar el colesterol.
  • Incluye en tu dieta antioxidantes como el garbanzo para evitar arterosclerosis.
  • Incluye alguna actividad física en tu rutina; puedes iniciar con caminatas suaves.
  • Duerme suficiente.
  • Disminuye el consumo de harinas y frituras.
  • Aliméntate sanamente.

No dejes de ponerte en control médico si tienes alguna predisposición o antecedentes familiares de enfermedades cardiovasculares. Activa tu cuerpo, quema toxinas y estarás en camino de tener una vida más saludable.