Cimicifuga: la planta oficinal para superar los trastornos femeninos

Cimicifuga

La cimicifuga o cohosh es una planta originaria de América del Norte y del sureste de Canadá. Su nombre científico es Actaea racemosa o Cimicifuga racemosa. Pertenece a la familia de las Ranunculáceas.

Es una planta que puede alcanzar fácilmente una altura de hasta 2,5 metros. En el pasado, los nativos americanos la utilizaban para tratar los trastornos que afectaban a las mujeres. Hoy en día, esta planta es el ingrediente principal de muchos preparados farmacéuticos. Se compone principalmente de taninos, derivados terpénicos, ácidos fenólicos, flavonoides y alcaloides.

¿Cuándo está indicado el uso de la cimífuga?

Debido a su actividad estrogénica, la cimicifuga se utiliza principalmente para tratar trastornos ginecológicos. Ayuda a regular el ciclo menstrual. Es especialmente eficaz en casos de dismenorrea y síndrome premenstrual. En las mujeres posmenopáusicas, ayuda a reducir el número y la intensidad de los sofocos. En el pasado, se utilizaba para inducir el parto.

El Cluster actae también tiene propiedades antiflogísticas y sedantes. En este sentido, reduce considerablemente los síntomas característicos del reumatismo. También es útil en casos de tendinitis, tortícolis, neuralgias y dolores.

Sus otras indicaciones terapéuticas son:

  • Insomnio y trastornos del sueño
  • Trastorno del comportamiento y depresión leve
  • Migrañas y cefaleas de origen nervioso
  • Trastornos de oído, nariz y garganta (ORL): pitidos en los oídos
  • Hipertensión

¿Cuáles son sus diferentes formas de uso?

En fitoterapia, se utilizan principalmente los rizomas y las raíces de la planta. Para usos terapéuticos, se puede encontrar en forma de decocción, tintura madre, polvo, extractos secos y cápsulas.

¿Cómo se utiliza y cuáles son las dosis habituales?

Dependiendo del resultado deseado, la cimicifuga puede utilizarse de forma interna o externa. La dosis varía según la forma utilizada. Sin embargo, la dosis diaria nunca debe superar el equivalente a 80 mg de extractos secos.

  • Decocción: infundir 1 cucharadita de polvo de cimicifuga en una taza de agua hirviendo durante 10 minutos. Consumir de 2 a 3 tazas al día.
  • Tintura madre: 1 a 2 ml de tintura 3 veces al día.
  • Cápsula: Tomar de 3 a 5 cápsulas al día con un vaso de agua. La ingesta debe realizarse durante las 3 comidas principales del día.

¿Cuáles son las precauciones de uso y las contraindicaciones?

El uso del cohosh no se recomienda en los siguientes casos:

  • En asociación con píldoras anticonceptivas
  • Cáncer hormonodependiente y antecedentes de cáncer de mama
  • Embarazo y lactancia
  • Trastornos hepáticos

Además, es importante seguir las dosis recomendadas. En efecto, cuando se ingiere en dosis elevadas, esta planta medicinal puede provocar graves problemas hepáticos, náuseas o dolores de estómago.

Para evitar posibles efectos secundarios, cada tratamiento o cura a base de cimicifuga debe realizarse bajo la prescripción de un médico o profesional de la salud.

También te puede interesar leer: Consejos para controlar la alimentación emocional y bajar de peso