Nutrición

Chocolate negro: un gran antiinflamatorio y cardioprotector natural

Cada vez hay más pruebas de que el chocolate negro tiene una serie de beneficios para la salud, sobre todo en la prevención de enfermedades cardiovasculares. Resultados recientes sugieren que este efecto protector está relacionado, al menos en parte, con la acción antiinflamatoria de los polifenoles antioxidantes que contiene el chocolate.

Los granos de cacao son una fuente excepcional de polifenoles, una clase de moléculas con un extraordinario potencial antioxidante. Por ejemplo, el cacao tiene el doble de actividad antioxidante que el vino tinto y hasta cinco veces más que el té verde.

Esta actividad antioxidante desempeña un papel importante en la neutralización de los «radicales libres», moléculas altamente reactivas que pueden causar un daño considerable a nuestras células y, por tanto, favorecer la progresión de diversas enfermedades, incluidas las cardiovasculares.

Chocolate: un súper antiinflamatorio natural

La inflamación desempeña un papel fundamental en el desarrollo de las enfermedades cardiovasculares. Estudios recientes han sugerido que los polifenoles del chocolate reducen la inflamación al bloquear el reclutamiento de células inflamatorias en la superficie de los vasos sanguíneos, reduciendo así la formación de coágulos de sangre y frenando el desarrollo de las placas ateroscleróticas.

El chocolate negro protege el corazón

Numerosos estudios han demostrado que el chocolate negro puede ayudar a prevenir estas enfermedades actuando al menos sobre tres fenómenos.

Reducción de la presión arterial:

Los estudios demuestran que el consumo de chocolate negro rico en flavonoides reduce significativamente la presión arterial, especialmente en personas hipertensas. Esta reducción se debería a la propiedad de los flavonoides del chocolate de aumentar la producción de óxido nitroso, una molécula que estimula la dilatación de las arterias.

Disminución de la agregación plaquetaria

Un gran número de estudios ha demostrado que los flavonoides del chocolate reducen la agregación plaquetaria.

En condiciones normales, las plaquetas son células que desempeñan un papel muy importante en la formación de los coágulos necesarios para la coagulación de la sangre.

Sin embargo, a veces las plaquetas se agregan en la superficie de los vasos sanguíneos dañados por diversas agresiones (humo de cigarrillo, radicales libres, hipertensión arterial, etc.), dando lugar a coágulos que pueden obstruir los vasos e impedir que transporten adecuadamente el oxígeno a los órganos.

Existe entonces un alto riesgo de infarto de miocardio y de accidente cerebrovascular. Por lo tanto, la reducción de la agregación de las plaquetas mediante el chocolate reduciría la formación de estos coágulos y, por lo tanto, el riesgo de verse afectado por estas enfermedades cardiovasculares mortales.

Un estudio realizado en una población italiana ha confirmado el efecto antiinflamatorio asociado al consumo regular de chocolate negro.

En este estudio, los investigadores examinaron los hábitos alimentarios de más de 2.000 personas y midieron simultáneamente la cantidad de proteína C reactiva -un marcador bien establecido del nivel de inflamación del organismo- en su sangre. Descubrieron que los individuos que consumían regularmente chocolate negro (hasta 20 g al día) presentaban niveles sanguíneos más bajos de esta proteína C reactiva que los que nunca la consumían, lo que indica un impacto antiinflamatorio del chocolate negro.

Sólo chocolate negro y no más de 20G/día

Todas estas observaciones indican que el consumo regular de chocolate tiene un impacto extremadamente positivo en el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Este efecto positivo sólo se observa en el chocolate negro que contiene al menos un 70% de cacao en pasta, por lo que es importante fijarse en el porcentaje indicado en el envase. Por ejemplo, los chocolates industriales de nuestras tiendas de comestibles tienen un contenido muy bajo de cacao y estos productos no tienen ningún impacto positivo en la salud. Afortunadamente, cada vez hay más chocolates de alta calidad al 70%, a menudo a precios razonables.

Sin embargo, las bondades del chocolate negro no deben hacernos olvidar que es un alimento muy calórico que debe consumirse con moderación, con un máximo de unos 20 gramos al día.

20 gramos al día.

También puede leer: ¡Qué comiencen los cambios en la dieta! Descubre los 8 alimentos que más hacen engordar

Elena Ramos

Locutor - Redactor fashion Colombia Asistente de la estructura profesional de los servicios informativos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.