¿En qué se relaciona la cervicalgia con el estrés y la ansiedad?

cervicalgia

La cervicalgia está caracterizada por un dolor leve, moderado o intenso en el área cervical. Por lo general, esta alteración es provocada por diversos factores, entre esos, una postura inadecuada que provoca una tensión espontánea en los músculos del cuello. Lo que incita el bloqueo de las vértebras cervicales.

Sin embargo, como lo comentamos, también hay otros aspectos que tienden a ocasionar esta dolencia en el área del cuello. Y están relacionados a emociones como el estrés y la ansiedad, ambas sensaciones son más negativas de lo que imaginas. Pues a largo plazo, pueden generar nuevas patologías en el sistema músculo-esquelético.

Estrés y ansiedad, causantes del dolor cervical

Tanto el estrés como la ansiedad son dos emociones muy comunes en el día a día, todos las hemos sentido en algún momento de nuestra vida debido a ciertas circunstancias de presión extrema.

Sin embargo, el problema surge cuando estas emociones comienzan a frenar nuestra capacidad para realizar otras labores. Como son causantes de diferentes dolencias, en este caso, de un leve o intenso dolor cervical; se evidencian de la siguiente forma:

●       Estrés – disfunción de la vesícula biliar

Se caracteriza por altos niveles de disgusto, rabia y crispación. Estas emociones provocan irritación en la vesícula biliar, lo que produce rigidez, dolor dorsal y bloqueo vertebral. De hecho, a largo plazo puede llegar a producir hernia discal izquierda.

●       Estrés y ansiedad – disfunción estomacal

En este caso, se relaciona específicamente con el entorno laboral. Pues la ansiedad por carga profesional suele acarrear estrés laboral. Esta combinación de emociones produce la irritación del estómago.

Las repercusiones son iguales que en el caso anterior, es decir, rigidez y dolor dorsal junto a bloqueos vertebrales. Y también puede producir hernia discal izquierda.

Tratamientos para combatir la cervicalgia izquierda

La fisioterapia, por ejemplo, es una técnica efectiva para tratar la cervicalgia. Pues permite la identificación y rápida atención de alteraciones en el sistema músculo-esquelético. Tales como la rigidez en el área dorsal y el tratamiento de contracturas ocasionadas por bloqueos vertebrales.

Entre los diferentes tratamientos que suelen utilizarse, destacan los estiramientos, la liberación de puntos gatillo de la espalda, los automasajes y la rehabilitación neuromuscular de los puntos musculares afectados.

Igualmente, es importante combinar este tratamiento fisioterapéutico con hábitos saludables como una alimentación equilibrada y limpieza del hígado. Una adecuada gestión de las emociones también es importante para disminuir los niveles de estrés y ansiedad, lo que a su vez permite relajar los músculos.