Bienestar

Las causas de la parálisis del sueño, una aterradora condición

La parálisis del sueño es una sensación de incapacidad para moverse, ya sea al comienzo del sueño o al despertar. Los sentidos y la conciencia de la persona están intactos, pero puede sentirse presionado o asfixiado. Puede ir acompañado de alucinaciones y de un miedo intenso. La parálisis del sueño no es mortal, pero puede causar ansiedad. Puede ocurrir al mismo tiempo que otros trastornos del sueño, como la narcolepsia.

Algunos datos sobre la parálisis del sueño

A menudo comienza en la adolescencia y puede ser común a los 20 y 30 años. No es un riesgo grave.

  • La parálisis del sueño es más probable que ocurra durante la adolescencia.
  • Los episodios duran desde unos pocos segundos hasta unos pocos minutos.
  • El estrés, el cambio de horario, la privación de sueño y el trastorno de pánico pueden desencadenarla.
  • La incapacidad para moverse o hablar es una característica clave, y pueden producirse alucinaciones.
  • No es físicamente peligroso y se puede prevenir.

¿Qué es la parálisis del sueño?

Las alucinaciones y los sentimientos de terror suelen acompañar a la parálisis del sueño. La parálisis del sueño es una parasomnia, o un evento adverso asociado con el sueño. Ocurre justo después de dormirse o al despertarse por la mañana, en el intervalo entre la vigilia y el sueño. Los episodios suelen ir acompañados de experiencias hipnagógicas, que son alucinaciones visuales, auditivas y sensoriales.

3 categorías de parálisis del sueño

Se producen durante la transición del sueño a la vigilia y se clasifican sistemáticamente en una de las tres categorías siguientes:

  1. Intrusión

Hay sonidos de manijas de puertas abriéndose, pisadas que merodean, un hombre en las sombras o una sensación de presencia amenazante en la habitación.

  1. Incubo

Sensación de presión en el pecho, dificultad para respirar con la sensación de estar siendo asfixiado, estrangulado o agredido sexualmente por una persona malintencionada. La persona cree que está a punto de morir.

  1. Motor vestibular

Sensación de estar girando, cayendo, flotando, volando, revoloteando sobre el cuerpo u otro tipo de experiencia fuera del cuerpo.

La experiencia de la parálisis del sueño ha sido documentada durante siglos. Las personas de diferentes culturas tienen experiencias similares. La parálisis del sueño es breve y no pone en peligro la vida, pero la persona puede recordarlo como algo inquietante y horripilante.

Causas de la parálisis del sueño

La parálisis del sueño es más probable cuando una persona está bajo estrés. Durante el sueño, el cuerpo se relaja y los músculos voluntarios no se mueven. Esto ayuda a evitar que la gente se haga daño a sí misma por tener sueños. La parálisis del sueño implica una interrupción o fragmentación del ciclo de sueño del movimiento ocular rápido (REM). El cuerpo alterna entre los movimientos oculares rápidos (REM) y los movimientos oculares no rápidos (NREM).

Una transición desincronizada

Un ciclo REM-NREM dura unos 90 minutos, y la mayor parte del tiempo que se pasa durmiendo es en NREM. Durante el NREM, el cuerpo se relaja. Durante el REM, los ojos se mueven rápidamente, pero el cuerpo está relajado. Los sueños ocurren en este momento.

En la parálisis del sueño, la transición del cuerpo hacia o desde el sueño REM está fuera de sincronía con el cerebro. La conciencia de la persona está despierta, pero el cuerpo permanece en un estado de sueño paralizado.

Factores que promueven la parálisis del sueño

Las áreas del cerebro que detectan las amenazas están en un estado de exacerbación y son demasiado sensibles.

Los factores que se han relacionado con la parálisis del sueño incluyen los siguientes:

  • narcolepsia
  • Patrones de sueño irregulares, por ejemplo debido al cambio de horario o al trabajo por turnos.
  • dormir de espaldas
  • un historial familiar de parálisis del sueño

La parálisis del sueño puede ser un síntoma de problemas médicos como la depresión clínica, las migrañas, la apnea obstructiva del sueño, la hipertensión y los trastornos de ansiedad.

Signos y síntomas

Los signos y síntomas incluyen:

  • una incapacidad para mover el cuerpo cuando se duerme o se despierta, que dura unos segundos o varios minutos
  • estar despierto
  • no poder hablar durante el episodio
  • tener alucinaciones y sensaciones que inducen al miedo
  • sentir una presión en el pecho
  • tener dificultad para respirar
  • la sensación de que la muerte se acerca
  • transpiración
  • tener dolores de cabeza, dolores musculares y paranoia

Los sonidos, sensaciones y otros estímulos no amenazantes que el cerebro normalmente ignora adquieren una importancia desproporcionada.

¿Cuándo ver a un médico por la parálisis del sueño?

La parálisis del sueño no se considera normalmente un diagnóstico médico, pero si los síntomas son motivo de preocupación, puede ser aconsejable consultar a un médico.

La atención médica puede ser útil en algunos casos:

  • La parálisis del sueño se produce regularmente
  • ansiedad por quedarse dormido o dificultad para dormirse
  • la persona se duerme de repente o se siente anormalmente somnoliento durante el día

Quedarse dormido repentinamente durante el día puede ser un signo de narcolepsia, un raro trastorno cerebral que hace que una persona se quede dormida o pierda el control de sus músculos en momentos inesperados o inapropiados. Si el estrés o la ansiedad están presentes, tratarlos puede ayudar a aliviar los síntomas.

¿Qué tratamiento existe para la parálisis del sueño?

No existe un tratamiento específico para la parálisis del sueño, pero el control del estrés, el mantenimiento de un horario regular de sueño y la observación de buenos hábitos de sueño pueden reducir la probabilidad de que se produzca una parálisis del sueño.

Estrategias para un mejor sueño

Las estrategias para mejorar la higiene del sueño incluyen lo siguiente:

  • mantener una constante hora de acostarse y de levantarse, incluso en los días festivos y fines de semana
  • proporcionar un ambiente confortable para dormir, con ropa de cama y de dormir apropiadas y una habitación limpia, oscura y fresca
  • reducir la exposición a la luz por la noche y usar luces nocturnas cuando se va al baño por la noche
  • conseguir una buena exposición a la luz del día durante las horas de vigilia
  • no trabajar o estudiar en el dormitorio- Evite dormir la siesta después de 15 horas y durante más de 90 minutos.
  • no comer una gran cena, o comer dentro de las dos horas antes de ir a la cama
  • no duermas con las luces o la televisión encendidas.
  • abstenerse del alcohol o la cafeína por la noche
  • Haga ejercicio diariamente, pero no dentro de las 2 horas antes de la hora de acostarse.
  • Incluir una actividad calmante en el ritual de la hora de dormir, como leer o escuchar música relajante.
  • dejar los teléfonos y otros dispositivos fuera de la habitación

Menos estrés y mejores hábitos de vida

Comprender la fisiología del sueño y el mecanismo de la parálisis del sueño es un paso importante para superarlo. El estrés continuo y las interrupciones en el ciclo de sueño pueden tener graves consecuencias para la salud. Los hábitos de sueño saludables no sólo son necesarios para controlar la parálisis del sueño, sino también para la salud y el bienestar general.

También puede interesarle leer: 4 hábitos que ayudan a proteger la piel alrededor de tus ojos

Elena Ramos

Locutor - Redactor fashion Colombia Asistente de la estructura profesional de los servicios informativos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.