Cáncer de riñón: Conoce los síntomas y tratamientos para combatirlo

Los casos de cáncer de riñón han presentado un incremento en los últimos años. Este es uno de los tipos de cáncer más comunes para personas entre 55 a 80 años, aunque la enfermedad también puede afectar a jóvenes.

¿Cómo ataca el cáncer de riñón?

Este cáncer puede permanecer pasivo formándose dentro del riñón. Su causa se motiva por la degeneración de las células renales, lo que las transforma en cancerígenas. En este sentido, el órgano se desestabiliza con las células malignas, generando un crecimiento abrupto del mismo. Y de manera casi imperceptible, este va tomando forma en los túbulos renales.

Este cáncer puede afectar todas las partes del riñón, pero al extenderse fuera del órgano ya deja de considerarse como tal, al convertirse en una metástasis.

¿Cuáles son los síntomas de este tipo de cáncer?

Te recomendamos que acudas con un médico para que te haga un chequeo lo antes posible para confirmar o descartar la presencia del cáncer, pues esta enfermedad puede estar en desarrollo de forma inadvertida. Sin embargo, existen indicios que pueden arrojar luz sobre el diagnóstico:

  • Dolor punzante y continuo en las áreas renales
  • Sensación de cansancio constante
  • Sangramiento al orinar
  • Sudoración y fiebre durante la noche
  • Pérdida de apetito y peso

Tratamientos para el cáncer riñón

Existen diferentes tipos de atención para tratar este cáncer. En cualquier caso, el nivel de acción dependerá del estado de avance que muestran los resultados de las pruebas. Entre los tratamientos más frecuentes podemos señalar:

Radioterapia y Quimioterapia

La radioterapia no es una solución plena al problema, pero ayuda a aliviar los síntomas sin afectar el tejido sano, a través de radiación ionizante. La quimio en su lugar, es un tratamiento farmacológico que ayuda al paciente a erradicar las células cancerígenas del organismo. Ambas son recomendadas en caso de metástasis u otro tipo de riesgo.

Quirúrgico

Esta práctica se le conoce como Nefrectomía, se trata de remover quirúrgicamente el riñón afectado o parte del mismo. Es la solución más común, ya que el cuerpo puede funcionar perfectamente con un solo riñón.

Detectar a tiempo cualquier tipo de cáncer permite aplicar un tratamiento más efectivo que evite la propagación del mismo e incluso ofrece la posibilidad de eliminar la afección por completo. Si descubres que tú o algún ser querido presenta varios de estos síntomas, no dudes en acudir de inmediato al médico.